publicidad


gasEl delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Manuel Miranda; el secretario general de FEMCA (Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz), José Muñoz; y el presidente de la Asociación Provincial de Empresas de Fontanería, Climatización, Calefacción, Gas y Afines de Cádiz, miembro de FEMCA, Pedro Naya, han presentado esta mañana una campaña para la mejora de la seguridad del gas en los hogares y en la revisión de las instalaciones. En este acto se ha hecho referencia, por un lado, al reciente acuerdo de colaboración que la Consejería de Economía ha firmado con cuatro entidades y seis asociaciones, entre ellas la gaditana FEMCA, para poner en marcha una campaña de seguridad del gas en las instalaciones de uso doméstico, y también de la importancia de tener clara cierta información a la hora de realizar las revisiones de las instalaciones de gas butano, ante el incremento de reclamaciones y quejas de usuarios sobre estas últimas por prácticas ilícitas en el sector.

Miranda ha explicado que, entre las competencias de su Delegación, se encuentra la de habilitar a los instaladores (profesionales) y las empresas instaladoras de gas. Actualmente, la provincia de Cádiz cuenta con 574 de estos profesionales y 216 empresas instaladoras habilitadas, según datos de la Delegación Territorial de Economía. Para habilitar a los instaladores se realizan los exámenes pertinentes, en dos convocatorias anuales. Este año 2015, se informa desde Economía, ha habido una primera convocatoria para la acreditación de estos profesionales de Cádiz el sábado 16 de mayo, mientras que la segunda será el 7 de noviembre.

Además, las competencias de la Junta en esta materia incluyen gestionar toda la documentación para que las empresas se homologuen con garantías como empresa instaladora. Además, estas compañías también se incluyen en el plan de inspecciones de la Dirección General de Industria, Energía y Minas por el que, cada año, pasan por unos controles que certifican que su trabajo se está desarrollando acorde con la legislación pertinente.

En este marco, la Junta de Andalucía ha suscrito un acuerdo de colaboración con Gas Natural Andalucía, Redexis Gas, Repsol y la Asociación Española del Gas (Sedigas), y las asociaciones de instaladores FADIA, AEFICO, AEFO, APEFONSA, la gaditana FEMCA y FLUEGAS para poner en marcha una campaña de seguridad del gas en las instalaciones de uso doméstico, dirigida a los hogares andaluces. Esta campaña difunde consejos sencillos para concienciar a la ciudadanía, como:

comprobar que la llama sea azul, estable y silenciosa;

evitar que se derramen líquidos o se produzcan corrientes de aire que puedan apagar la llama, tanto de la cocina como del calentador;

las rejillas de ventilación nunca deben estar tapadas u obstruidas por elementos, tienen que quedar siempre abiertas al exterior y deben mantenerse limpias;

si hay olor a gas no se debe encender ningún aparato eléctrico ni interruptores de la luz. Hay que abrir puertas y ventanas para que la estancia o local quede bien ventilado, cerrar los mandos de los aparatos y la llave general de paso y llamar al servicio de Atención de Urgencias desde otro recinto sin olor; o

las modificaciones en las instalaciones o en aparatos de gas deben ser realizadas por empresas instaladoras habilitadas al efecto, entre otras.

En el caso de Cádiz, entre otras acciones, se repartirán 3.000 folletos y 3.000 imanes en los hogares. Asimismo, esta campaña difunde la importancia de la información acerca de las revisiones, recordando que las instalaciones domésticas tienen que pasar por varios controles con distinta periodicidad. Así, existe una inspección de obligado cumplimiento cada cinco años, que lleva a cabo la empresa suministradora, en el caso de las instalaciones de gas canalizado, y una empresa instaladora en el caso de las instalaciones de gas envasado. En cualquiera de los casos, se otorga el certificado de la inspección periódica de las instalaciones receptoras.

Además, una vez al año, el usuario es responsable de realizar el mantenimiento obligatorio de la caldera y las instalaciones de calefacción con una potencia superior a 70 kW, a través de una empresa habilitada. En el caso de que las instalaciones tengan una potencia no superior a 70 kW, la inspección será cada dos años. Por último, en el caso de calentadores de agua caliente sanitaria con potencia de hasta 24,4 kW, el usuario es responsable de realizar el mantenimiento cada cinco años a través de una empresa habilitada para ello.

Gas butano

Desde FEMCA, también se subraya la importancia de que los usuarios eviten las prácticas irregulares de entidades que, rozando la ilegalidad, usurpan los clientes fidelizados por otras empresas con engaños y precios desorbitados, que pueden llegar a multiplicar por 10 las tarifas estipuladas en las revisiones regularizadas. Entre los consejos que ofrecen está  el evitar que ninguna empresa realice ningún servicio a domicilio sin que se le haya solicitado; solicitar presupuesto previo, y compararlo con el de otras empresas instaladoras autorizadas previamente a la prestación del servicio; y cerciorarse previamente de cuando corresponde realizar la revisión de la instalación.

Sobre la caducidad de las gomas de la instalación, también informa la Asociación Provincial de Empresas de Fontanería, Climatización, Calefacción, Gas y Afines de Cádiz que su fecha de caducidad está impresa en la misma goma y es de fácil lectura. Igualmente, destacan que los reguladores no caducan, y que el cambio de las gomas y reguladores no tiene que ser necesariamente realizado por empresas instaladoras autorizadas, el cambio lo puede realizar cualquier persona, incluso el propio propietario.

Valoraciones

José Manuel Miranda explica que todos “estos controles tienen un doble objetivo: garantizar la seguridad de las personas y las instalaciones y preservar la eficiencia energética. Un buen mantenimiento ayuda a conseguir unos estándares de eficiencia energética altos, con más aprovechamiento de la energía y menos coste económico, prolongando la vida útil de los aparatos”.

Por su parte, José Muñoz valora la campaña como una herramienta para que los usuarios conozcan los calendarios de revisión, y la considera “una buena oportunidad para apostar por un sector muy importante de nuestra economía que colabora con grandes tractoras”.