La alcaldesa isleña, Patricia Cavada, y el concejal de Inclusión y Políticas Sociales, Jaime Armario, han recibido en el Ayuntamiento a representantes de la asociación de ayuda social ‘Tharsis Betel’, cuyo presidente Pedro Espada, les ha informado acerca de las actividades que desarrolla esta entidad orientada a todos aquellos grupos que sufren exclusión social, discriminación, marginalidad o pobreza en cualquiera de sus formas.

Con sede en Jerez de la Frontera desde hace nueve años, donde ya emplea a una treintena de personas, la asociación prepara su regreso a San Fernando para inicios del próximo mes de junio, estrenando nueva sede y contando de momento con siete profesionales de las ramas de Trabajo Social, Abogacía o Técnicos de Integración Social.

En la localidad isleña, la asociación pondrá en marcha dos nuevos programas, ”Un nuevo hogar” y “Crea tu futuro”, -financiados por el ministerio de Empleo y Seguridad Social, a través de la Secretaría General de Inmigración y Emigración, y el Fondo Social Europeo-, dirigidos a la creación y mantenimiento de dispositivos de acogida y desarrollo de itinerarios de integración, para personas solicitantes y beneficiarios de protección internacional y personas acogidas al régimen de protección temporal en España. De esta forma, atenderán a refugiados llegados de diferentes países del mundo, la mayoría huyendo de la guerra o profesionales que se han visto obligados a abandonar sus países por sus ideales políticos o por la inseguridad que viven a diario.

Así, la labor de la entidad será insertarles en la sociedad y el mundo laboral a través de un programa que, en una primera fase, cubre las necesidades básicas de estas personas (vivienda, alimento, vestuario), a la vez que reciben asistencia psicológica, talleres formativos enfocados a que puedan incorporarse al mercado laboral, así como clases de español para aquellos que no sean hispanohablantes. A partir del sexto mes comienza la etapa más importante, y es la de empezar a valerse por ellos mismos a través de un trabajo. Desde entonces y hasta cumplir los 18 meses reciben un seguimiento puntual para verificar que todo va bien.
e este modo, los itinerarios se instrumentan en tres fases (acogida en centro, integración y autonomía) siendo precisamente en las dos últimas en las que ellos mismos suscriben directamente con el propietario el correspondiente contrato de arrendamiento relativo a su vivienda. En tales supuestos el pago de las mensualidades de renta durante el primer año de vigencia del contrato queda garantizando por la entidad, además de supervisar regularmente el estado de las viviendas alquiladas y actuar como mediadora en la convivencia vecinal.

En esta primera toma de contacto, Patricia Cavada les ha transmitido la importancia que tiene para la ciudad que una asociación como Tharsis Betel vuelva a San Fernando para trabajar en la atención a estas personas, “un asunto que para este Ayuntamiento es primordial y de un valor incalculable para la sociedad”. Así, les ha brindado la colaboración municipal, deseándoles “lo mejor en esta nueva andadura que seguro será exitosa, tal y como lo avala su trayectoria”.

Otros programas puestos en marcha por la asociación es el de Necesidades Básicas, el más demandado por los usuarios y el que requiere más trabajo y esfuerzo por parte de los voluntarios de la asociación, ya que este programa engloba cuatro grandes áreas de trabajo para dar cobertura a las necesidades básicas de todo ser humano: alimento, ropa, vivienda y salud. De esta forma, de forma mensual reciben alimentos que provienen del Banco de Alimentos de Cádiz. Cuentan con un programa específico llamado “Perchita solidaria”, un banco de ropa y calzado usado para niños y niñas de 0 a 12 años.

Asimismo, desarrolla un servicio de atención a la urgencia social que incluye el pago puntual de recibos de agua, luz o alquiler, así como el materia escolar de inicios de curso. En colaboración con Global Health Outreach, también realizand reconocimientos médicos preventivos, asistencia médica odontológica y oftalmológica de forma gratuita a la población más necesitada.

Otro de los programas es el de Familias, que engloba un gran número de actividades y talleres, con dos grandes bloques de intervención: el trabajo con los padres y las actividades con los niños y adolescentes. Y a través del programa Conectad@s, organizan talleres y actividades culturales y de ocio, con clases de alfabetización, inglés, baile flamenco o clases de guitarra. El Programa Mentor, conlleva un servicio de orientación juvenil a reclusos y exreclusos, así como un servicio de prevención de adicciones.

Asimismo, entre los fines de la asociación se encuentra la preparación y desarrollo del voluntariado social, para apoyar la asistencia estable, duradera y participativa de los voluntarios en la entidad a través del programa ‘Levántate’. Cuentan también con otros programas deportivos y dirigidos a personas mayores como el titulado “Adopta a un abuelo”.

Compartir con: