Costa Cádiz Comunicación

La APDHA denuncia la dura realidad de las mujeres porteadoras de Marruecos en un informe elaborado con la colaboración de Diputación

La APDHA denuncia la dura realidad de las mujeres porteadoras de Marruecos en un informe elaborado con la colaboración de Diputación
29 noviembre
21:27 2016

Redacción | Provincia.- ‘Respeto y dignidad para las mujeres marroquíes’. Ese es el título del informe que ha elaborado la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía y que ha sido financiado gracias a un convenio de colaboración firmado con la Diputación Provincial de Cádiz. Ambas entidades mantienen una estrecha relación desde hace más de una década.

PUBLICIDAD

En este caso, el trabajo realizado por la APDHA pretende visibilizar la situación que viven en la actualidad las mujeres porteadoras en la frontera de Marruecos con Ceuta. Con el mismo se trata, según ha explicado la diputada provincial Elena Amaya, de conseguir una serie de objetivos, como son ampliar el conocimiento de esta situación, a través de la investigación en la que han participado organizaciones españolas y marroquíes y en la que se han implicado las propias porteadoras; desarrollar una campaña de concienciación con la situación; elaborar materiales audiovisuales y su difusión; y, especialmente, desplegar un trabajo de incidencia política dirigido tanto a las instancias europeas como al gobierno español y las autoridades marroquíes y ceutíes. Con esto, se persigue “conseguir modificaciones legales y materiales en las condiciones de trabajo y en el respeto a la dignidad de las mujeres porteadoras”, ha explicado Amaya.

El delegado de APDHA en Cádiz, Diego Boza, ha querido agradecer a la Diputación su implicación en la realización de este informe con el que se culmina un trabajo iniciado hace ya años y que quiere “poner el foco en las vejaciones y la vulneración de derechos humanos que sufren estas mujeres en la frontera”. No obstante, Boza ha asegurado que “este informe es un punto y seguido en el trabajo que estamos haciendo y que queremos que sirva para lograr la incidencia política necesaria para cambiar la situación de estas mujeres”.

Ha sido la investigadora principal del equipo encargado de la redacción del posterior informe, Cristina Fuentes, la que ha detallado algunas de las conclusiones que arroja el trabajo. En primer lugar ha recordado que estas mujeres porteadoras son “el primer nivel de una red de comercio que nace en Ceuta, concretamente en el Polígono de El Tarajal, y que se extiende por todo Marruecos”.

Fuentes ha expuesto el perfil de estas mujeres, procedentes de las poblaciones fronterizas con Ceuta y con una edad que va desde los 35 a los 60 años, analfabetas o con un bajo nivel educativo. Su estado civil varía, pero en todos los casos se da una circunstancia: “son madres y lo que ganan lo destinan a dar de comer a sus hijos”. Ese ‘sueldo’ diario que obtienen por su trabajo no reconocido, “ocultado de forma interesada”, oscila, según el peso y la calidad de la mercancía que pasan al otro lado de la frontera, entre los 8 y los 25 euros.

El informe de la APDHA pone el acento en que este trasiego de mercancías, llamado en las ciudades de Ceuta y Melilla “comercio atípico”, supone una parte esencial de la economía tanto de las propias poblaciones españolas como de Marruecos, siendo justo esa circunstancia la que complica sobremanera la adopción de medidas que a la vez supondrían una mejora en las condiciones laborales y vitales de estas mujeres y una merma en los ingresos de los mediadores.

El trabajo presentado en la Diputación por la APDHA se divide en tres grandes bloques. El primero trata de contextualizar la región transfronteriza en el que se produce el fenómeno que se estudia. El segundo cuantifica, según datos facilitados por diferentes organismos, el trasiego diario de personas, situando en una cifra que oscila entre las 6.000 y las 9.000 las mujeres que pasan a diario la frontera con bultos que van de los 60 a los 90 kilos. Y el tercer bloque se centra en el análisis de las propias mujeres porteadoras

Con todo ello, ha explicado Cristina Fuentes, se ha incluido en el informe un decálogo de mejoras para la situación de estas mujeres. De entre todas las medidas propuestas para la adopción por las autoridades españolas y marroquíes, la primera y prioritaria para la APDHA es el cierre inmediato del paso del Biutz, conocido como “la jaula”. Se trata de una infraestructura alambrada y estrecha que se plantea como un paso transfronterizo ilegal y que no cumple con los estándares mínimos de seguridad para las personas y el respeto a su dignidad. Allí murieron en el año 2008 dos mujeres tras una avalancha. Otra de las medidas propuestas es la apertura del Tarajal II, un paso fronterizo cuyas obras ya están terminadas pero que está a la espera de una decisión política para entrar en funcionamiento.

Además, hay otras medidas que persiguen acabar con las vulneraciones de derechos humanos y los abusos que sufren estas mujeres para las que, en cualquier caso, se quiere conseguir un reconocimiento como trabajadoras que en este momento no poseen.

En su objetivo por continuar con su proyecto de visibilización y concienciación con la situación de este colectivo, la APDHA ha presentado también en Diputación la imagen de la nueva campaña que ponen en marcha, llamada ‘Porteadoras. La injusticia a la espalda’.

PUBLICIDAD

Compartir con:

Noticias relacionadas