La Armada Española ha realizado en aguas del Golfo de Cádiz, un ejercicio de seguridad marítima entre los días 21 y 23 de mayo, en el que también ha participado la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) y Salvamento Marítimo. Este adiestramiento, previsto en el programa del ejercicio de MARSEC-18, ha estado dirigido por el Almirante de Acción Marítima (ALMART).


El escenario consistió en la simulación de un supuesto en el que un buque petrolero, se dirige hacia un puerto nacional en la zona del Golfo de Cádiz. Por existir indicios de criminalidad por tráficos ilícitos, incidentes de contaminación marítima, unidos a un comportamiento anormal del buque y sospechas de que a bordo haya una célula terrorista, se evalúa que existe una amenaza contra la Seguridad Marítima Nacional. La evolución de los acontecimientos a bordo del buque, así como la gravedad de estos y la implicación de varios Ministerios, hace que sea necesaria la activación del Sistema de Seguridad Nacional.

El Consejo Nacional de Seguridad Marítima, reunido en pleno y presidido por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), ha realizado una videoconferencia con todos los puestos de Mando antes de realizar el asalto en el que han participado el Buque de Acción Marítima “Tornado”, un equipo de Guerra Naval Especial de la Armada, y los helicópteros de la Armada SH3D y SH60B.

Este escenario ha servido para mejorar la coordinación interdepartamental y avanzar en el intercambio de información, coordinación y toma de decisiones a nivel político-estratégico, operacional y táctico.

Ejercicio MARSEC-18
Esta actividad se enmarca en los escenarios previstos en el ejercicio conjunto marítimo MARSEC-18, que la Armada Española desarrolla junto a numerosos organismos de la Administración Pública, Administraciones Autonómicas y Locales para afrontar y mejorar la coordinación entre agencias en operaciones de seguridad marítima.

El objetivo del ejercicio MARSEC-18, es comprobar la capacidad de coordinación y colaboración de la Fuerza de Acción Marítima de la Armada con otros organismos, para afrontar operaciones de seguridad marítima, así como mejorar la coordinación en la mar entre las unidades de la Armada y Organismos Gubernamentales y no Gubernamentales.

Estas abarcan desde las actividades relacionadas con la seguridad del tráfico marítimo, seguridad en puertos, rescate de submarinos, tráfico de sustancias estupefacientes, control sanitario de personas, control de los espacios marítimos, apresamiento e inspección de pesqueros, busqueda y reflotamiento de pecios, y protección y conservación del patrimonio subacuático.

Compartir con: