Esta mañana,  la Asociación Mar Pozo por la  Sonrisa de un Niño ha entregado al Hospital Universitario de Puerto Real de  dos coches de juguete teledirigidos para que los peques que tengan que
ir a quirófano o a una prueba diagnóstica vayan, siempre que su estado  se lo permita, sobre ruedas, de forma más divertida y más tranquilizadora.

Esta iniciativa, que ya se ha desarrollado en hospitales de Córdoba y  Huelva, ha contado con la colaboración del personal de Pediatría del  centro puertorrealeño, que ha encarnado a los diferentes superhéroes con  disfraces aportados por la propia asociación, cuyo presidente, Manuel  Pozo, ha acudido en su faceta de Iron Man.

 

 

Compartir con: