El consejo de administración aprueba la propuesta de modificación sustancial de la Delimitación de los Espacios y Usos Portuarios con objeto de adscribir una parcela del Polígono Industrial El Trocadero-Puerto Real (conformada en parte por los antiguos terrenos de Delphi) a la zona de servicio del Puerto de la Bahía de Cádiz

publicidad


El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, celebrado esta mañana, ha aprobado la formulación inicial de la modificación sustancial de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios del Puerto de la Bahía de Cádiz (DEUP), con objeto de incorporar los terrenos e instalaciones del Polígono Industrial El Trocadero-Puerto Real a la zona de servicio del Puertos de la Bahía de Cádiz.

La modificación sustancial puntual propuesta pretende la incorporación una parcela de 393.432 metros cuadrados de superficie, compuesta por dos partes: una de 266.762 metros cuadrados que incluyen las instalaciones de la antigua fábrica de Delphi; y otra, de 126.670 metros cuadrados, anexa a esta zona, a excepción del espacio ocupado por Alestis. 

El suelo se destinará a usos complementarios o auxiliares del portuario, incluidos los relativos a actividades logísticas y de almacenaje y los que correspondan a empresas industriales y comerciales, cuya localización esté justificada por su relación con el tráfico portuario, por el volumen de tráficos marítimos que generan o por los servicios que prestan a los usuarios del puerto.

Como se sabe, la dársena de La Cabezuela-Puerto Real está especializada en tráfico de graneles, tanto sólidos como líquidos, apoyando su actividad en la existencia de importantes superficies para el acopio de la mercancía y la zona de acción logística anexa al recinto portuario.

La evolución de la ocupación del dominio público portuario en la dársena puertorrealeña desde sus inicios en 1990 arroja una disponibilidad de suelo de 157.000 metros cuadrados (el 13 por ciento de la capacidad total), por lo que dado el grado de ocupación media anual en la última década se calcula que el espacio puede agotarse en 5 años.

Esta situación llevó a la Autoridad Portuaria a identificar en sus proximidades nuevas zonas de acción logística, localizándose una parcela cercana a las instalaciones en el Polígono Industrial El Trocadero-Puerto Real, ubicada a menos de 2 kilómetros de distancia y con accesibilidad viaria y ferroviaria, y sobre la que, como se recordará, en junio de 2017, la Autoridad Portuaria hizo una oferta para la adquisición que sigue sin respuesta.