La Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, a través de su servicio de Industria, Energía y Minas, recibirá varios informes sobre el apagón eléctrico que ha tenido lugar entre la madrugada y la mañana de este martes en Cádiz. Por una parte, en primera instancia, se le mandará durante el día de hoy un documento de la Agencia Andaluza de la Energía –organismo adscrito a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio- sobre los tiempos de reposición de la avería y el esquema de las instalaciones, entre otros datos. Además, en los próximos días, las distribuidoras competentes (Eléctrica de Cádiz y Endesa) también enviarán información detallada sobre las causas de los cortes de luz.

El objetivo de dicho informes es que la Administración pueda estudiar las causas de la avería, que ha dejado sin luz a miles de ciudadanos y, en caso de que se hubiera cometido alguna infracción por parte de las empresas responsables, iniciar los trámites pertinentes según la normativa en vigor.

A este respecto, la delegada de Economía, Gema Pérez, se ha interesado desde primera hora de la mañana por la marcha de estos apagones y el restablecimiento del servicio en la zona, en la que Endesa y Eléctrica de Cádiz comparten infraestructuras.

Hace algo menos de un año, desde la Junta de Andalucía en Cádiz se difundieron propuestas de mejora de las infraestructuras eléctricas de la provincia gaditana, en el marco de la nueva Planificación Nacional de la Red de Transporte Eléctrico 2015-2020 del Gobierno Central. A este respecto, el Gobierno andaluz sostiene que al disponer la provincia de Cádiz del 2,6% de la población total de España, las inversiones asociadas a la propuesta del Ministerio de Industria deberían haberse incrementado, igualmente, hasta el 2,6% sobre el total de la inversión nacional (lo que supondría 118  millones de euros), en lugar de representar, como actualmente, tan sólo el 1,9% del correspondiente presupuesto nacional (o, dicho en otros términos, 84 millones de euros; 34 millones menos de lo que le correspondería).

Cádiz, al tener varios núcleos de importancia industrial y poblacional distribuidos por su territorio, es una provincia que necesita una extensa red de distribución eléctrica, situación distinta a la concentración de demanda eléctrica habitual en Andalucía. Así, la Junta considera que la red de distribución en la provincia gaditana debe de ser suficiente para abastecer de una forma segura a tres grupos principales: las dos Bahías, la de Cádiz y la de Algeciras, dado su componente industrial; la Costa Noroeste, con demandas domésticas de gran estacionalidad vinculadas al turismo, que multiplican lo que supondría únicamente la población fija; y la zona de la Sierra de Cádiz.