Sanlúcar.- El avance de la liquidación de 2015 confirma nuevamente la mejora de las cuentas municipales. Según ha señalado hoy la delegada municipal de Economía y Hacienda, Inmaculada Muñoz, todos los datos que arroja el avance de la liquidación son positivos, lo que significa que el Ayuntamiento sigue en la senda del saneamiento y consiguiendo desde 2010 reducir el Remanente Negativo de Tesorería de los 108 millones de euros a los 57 en los que se sitúa en 2015. Por lo tanto, el Gobierno municipal ha rebajado la deuda unos 50 millones de euros.

Muñoz ha indicado también que las cuentas arrojan además un superávit de 11,2 millones y un ahorro neto que supera los 10 millones de euros. Todo ello cumpliendo con todas las restricciones y limitaciones impuestas por el Ministerio de Hacienda como la regla del gasto o el plan de ajuste.


Entre otros parámetros a los que se ha referido la responsable de Economía local cabe destacar el hecho de que se mantiene una deuda financiera similar a la de 2014, y una estabilidad presupuestaria de 6.466.718€, lo que supone una importante capacidad de financiación propia del ayuntamiento.
Además, tras las últimas medidas adoptadas, se prevé que este trimestre se cumpla el periodo medio de pago a los proveedores.

En las cuentas municipales también queda reflejada la ejecución presupuestaria de todos los programas de Servicios Sociales, agotando prácticamente la totalidad de los 800.000€ destinados a programas de empleo, con casi 400 contratos, y las ayudas a cientos de familias en el pago de suministros básicos energéticos, alquileres, alimentos y otra ayudas.

La responsable municipal recordó también que el año 2015 tuvo lugar el cambio de Corporación, lo que supuso que se adoptaran otras medidas de carácter económico, como el ahorro desde junio hasta diciembre de sueldos del equipo de gobierno y de asesores en 100.000€, cifra que se destinó íntegramente a la creación de la Oficina de Mediación de la Vivienda, que está ayudando a mucha familias en su relación con entidades bancarias para evitar desahucios.

Ahora, explicó, se seguirá trabajando para intentar equilibrar el saneamiento y realizar las mejoras en servicios e infraestructuras que necesita la ciudad, para lo que se está ultimando el borrador de Presupuestos de 2016 que nuevamente destinará gran parte a programas sociales, avanzó Inmaculada Muñoz.

“Todos estos datos son muy positivos –dijo la delegada municipal- pero tenemos que recordar que estamos a mitad del camino y que aún quedan 57 millones de remanente negativo, por lo que todavía tendremos que seguir sufriendo unos años más las consecuencias del paso del PP por el Ayuntamiento”, apostilló Muñoz.

Compartir con: