Costa Cádiz Comunicación

La falta de documentación de la Junta de Andalucía entorpece una solución urgente al problema del río Guadiaro sanroqueño

24 agosto
16:47 2016

Redacción | Provincia.- El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre Mandri, manifiesta en torno a la postura que está adoptando la Junta de Andalucía en el caso del cierre por arenas acumuladas de la desembocadura del río Guadiaro, en San Roque, que ésta “está entorpeciendo con su falta de respuesta” la adopción de una actuación urgente y de emergencia en el enclave, protegido medioambientalmente y catalogado dentro de la Red Natura.

PUBLICIDAD


La Demarcación de Costas de Andalucía-Atlántico, que está haciendo un seguimiento específico permanente de la situación medioambiental que se viene produciendo en la desembocadura del río Guadiaro a raíz de los temporales de levante del presente verano, ha requerido oficialmente a la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Cádiz que certifique que una actuación de emergencia para abrir esta desembocadura “no precisa autorización ambiental, al tratarse de una actuación necesaria para el mantenimiento de los valores naturales del enclave”.

Con esa certificación, Costas, atendiendo a la situación actual y a través de un procedimiento urgente de emergencia, sí podrá asumir la reapertura del estuario del río con el objeto de garantizar la renovación de sus aguas y preservar los valores naturales del espacio. Se estima la extracción en unos 10.000 m3 que bien podrían ser vertidos en la playa adyacente de Sotogrande.

Mientras tanto, al estar catalogada como Red Natura dicha desembocadura y su zona de influencia, este procedimiento quedaría invalidado, necesitando entonces de un proceso administrativo más complejo y largo en el tiempo, como sería una Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

Para el subdelegado del Gobierno “que se pueda actuar en muy breve plazo depende de la Junta de Andalucía, que en vez de colaborar, huye de su competencia, entorpeciendo el procedimiento que todas las administraciones vinculadas en este caso debemos cumplimentar”.

La administración que ostenta las competencias en materia de medio ambiente es la Junta de Andalucía. Además de ello, en 2011, el Estado transfirió a la Junta de Andalucía las competencias en materia de costas y, entre éstas, la ejecución de obras en la costa. Por tanto, dado que el problema existente es un problema de carácter estrictamente ambiental y no un problema del litoral, la administración que debería actuar para proteger los valores ambientales del estuario del río Guadiaro es la Junta de Andalucía. A pesar de ello, afirma el subdelegado, “una vez más, Costas tendrá que ir en auxilio y al rescate de la administración andaluza y encargarse de esta actuación que puede hacer ella por tener competencias plenas y medios a su alcance para hacerlo”.

Javier de Torre también afirma que, en este caso concreto, sorprende también la ausencia de actuaciones del Ayuntamiento de San Roque en este asunto, “cuando el propio alcalde, que ante la opinión pública sí se manifiesta muy preocupado por el cierre de la desembocadura del río, en cambio, no dice nada de que cuando ha pedido información a la Junta de Andalucía, ésta le ha manifestado la viabilidad de que su administración municipal pueda actuar”.

De Torre considera que ese “silencio” es tan sólo una argucia para “seguir echando balones fuera ante sus vecinos, buscando sólo el enfrentamiento y la confusión, y desviando él y algunos responsables autonómicos el foco de atención a una tercera administración, la central, para que desde Costas vayamos en su auxilio”, pidiendo una vez más la colaboración entre administraciones.

PUBLICIDAD
Compartir con:

Noticias relacionadas