publicidad


La fragata “Navarra” ha zarpado esta tarde desde la Base Naval de Rota rumbo al Mediterráneo Oriental, donde cruzará el Canal de Suez y el Mar Rojo para integrarse en la Operación “Atalanta” en aguas del Océano Índico, donde está previsto que permanezca hasta el próximo mes de agosto.

El buque fue despedido por el Comandante del Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad, Vicealmirante Antonio Martorell Lacave.

La “Navarra” será el buque de mando de la Fuerza Naval de la Unión Europea (EU NAVFOR), llevando embarcado al “Force Commander”, en esta ocasión el contralmirante español Ricardo Atanasio Hernández López, el cual ejercerá junto a su Estado Mayor, el mando de la Operación Atalanta durante los próximos 5 meses. Esta operación se centra en la lucha contra la piratería en el Cuerno de África y el Océano Índico occidental, así como la protección de los buques del Programa Mundial de Alimentos.

De este modo, España sigue mostrando su compromiso con la Operación “Atalanta”, de la que ha sido impulsora desde sus inicios en 2008, para contribuir a la defensa de los derechos internacionales en la zona.

Sobre la fragata “Navarra”

La fragata “Navarra” es la quinta de las seis fragatas que componen la 41ª Escuadrilla de Escoltas clase “Santa María”. Fue entregada a la Armada en mayo de 1993. Cuenta con una eslora de 138 metros, una manga de 14 metros y un desplazamiento superior a las 4.000 toneladas. Está equipada con sensores y armas que le permiten desarrollar sus cometidos principales como buque de escolta y vigilancia marítima.

Al mando del capitán de fragata Eduardo Guitian Crespo, esta será la tercera vez que el buque sea desplegado en la Operación Atalanta. Para ello, contará a bordo con una dotación formada por 226 hombres y mujeres. Entre estos se incluye a personal de diferentes nacionalidades, pertenecientes al Cuartel General de la Fuerza que asumirá el mando de la operación a bordo.