publicidad


Los operativos se han desarrollados en las playas de Cádiz, Algeciras, Chiclana y Chipiona.

publicidad


 

La Guardia Civil dentro de su Plan Especial contra el Narcotráfico ha incautado más de dos toneladas de hachís y detenido a doce personas por delitos de narcotráfico. 

Se han intervenido siete embarcaciones semirrigidas y recreativas dedicadas; unas al tráfico de hachís por vía marítima y otras que abastecían de combustible a las organizaciones del narcotráfico.

La primera de las actuaciones se realizó en la zona de Chipiona donde el Servicio Marítimo Provincial procedió a intervenir una semirrígida con dos motores, repleta de garrafas de combustible, que era abandonada a la deriva por su tripulante al percatarse de la presencia de los agentes, constituyendo este hecho un delito de contrabando, al estar prohibidas este tipo de embarcaciones y dicha actividad.

La siguiente actuación fue llevada a cabo por los mismos agentes, que frente al Castillo de San Sebastián, en la ciudad de Cádiz, inspeccionaban dos embarcaciones mientras trataban de remolcarse una a la otra, encontrando en el interior de una de ellas un doble fondo con hachís en forma de bellotas y placas, por lo se procedió a la detención de los tripulantes e intervenidas las embarcaciones. 

En Algeciras, la Guardia Civil tiene conocimiento de tres embarcaciones que estaban cerca de la costa de Algeciras y podrían ser sospechosas de dedicarse la narcotráfico, por lo que se organiza un dispositivo discreto donde participan además de personal en tierra, una embarcación del Servicio Marítimo Provincial y un helicóptero del Servicio Aéreo. Las embarcaciones se dirigen a tierra en dos playas muy cercanas Cala Arena y Cala Botija. A pesar de la dificultad por la orografía y por alijar al unísono, la Guardia Civil consigue detener a 4 personas, incautar las tres embarcaciones y aprehender 41 fardos de hachís.

La última de las intervenciones la realizaba la Patrulla Fiscal y Fronteras de Chiclana en la zona del Puente Zuazo, cuando acudían a inspeccionar una embarcación recreativa, y sorprendieron a sus tripulantes descargando fardos de hachís, por lo que se intervino la droga, la embarcación y el vehículo en el que se pretendía sacar de la zona el alijo, deteniendo a uno de los implicados. Posteriormente, la Guardia Civil sigue investigando y detiene a dos personas más que habían participado en el alijo del hachís.

Con las actuaciones de la Guardia Civil de las Comandancias de Cádiz y Algeciras se ha conseguido detener a doce personas, incautar 7 embarcaciones dedicadas al narcotráfico y aprehender más de dos toneladas de hachís.