La Junta de Gobierno Local ha aprobado el expediente para la adjudicación, mediante procedimiento abierto y concurso, de la concesión del uso privativo del dominio público para la legalización, adecuación y posterior explotación como restaurante-bar de instalación municipal sita en el pinar de La Barrosa. Un contrato, que contará con una duración inicial de 20 años, prorrogables por anualidades hasta un máximo de 25, y con un canon igual o superior a 15.000 euros anuales.


De esta forma, una vez se publique el anuncio de licitación en el Boletín Oficial de la Provincia, las empresas interesadas podrán presentar sus ofertas durante un plazo de 15 días naturales siguientes a dicha publicación en el BOP, en horario de 9.00 a 13.30 horas. Así, las proposiciones podrán presentarse en el Registro General de Entradas de Documentos del Ayuntamiento, así como en la Oficina de Correos.

Así, en relación a los criterios objetivos que servirán de base para la adjudicación del contrato, estos serán el canon ofertado, hasta un máximo de 40 puntos, y el proyecto de adecuación y mejora del local, hasta 60 puntos. Asimismo, aclarar en caso de empate, tendrá preferencia aquella empresa que acredite dispone en su plantilla un número de trabajadores con discapacidad igual o superior al 33 por ciento superior al 2 por ciento de la misma, así como que umpla con los requisitos estabvlecidos para tener consideración de empresa de inserción en la Ley 44/2007, de 13 de diciembre, para la regulación de empresas de inserción.

Hay que resaltar que, según se recoge en el Pliego de Prescripciones Técnicas, para la elección del proyecto se valorará positivamente que el diseño respete y se integre en el entorno, mejore significativamente la estética actual del restaurante-bar, sea de diseño y construcción ecológicamente sostenible, contemple el uso de materiales naturales, de bajo impacto ambiental, etcétera… Además, el adjudicatario asumirá las obras para la adecuación y mejora.

En cuanto a los horarios del restaurante-bar, éste deberá permanecer obligatoriamente abierto todo el año, siendo el horario de cierre de la actividad de la instalación el que establece la legislación sectorial autonómica en la materia. “Estamos hablando de un equipamiento muy importante para un lugar público como el Pinar de La Barrosa, puesto que los chiclaneros y visitantes que a lo largo del año se acercan a este espacio natural podrán disfrutar de este servicio de restaurante-bar”, indica el delegado municipal de Contratación, Joaquín Guerrero, quien añade que, “además, esta iniciativa incrementa la oferta gastronómica y de ocio en la zona de la costa”.

Compartir con: