publicidad


Abarca la conservación de los equipamientos de comunicación, señalización viaria e información al viajero, entre otros servicios

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, a través de la Agencia de Obra Pública, ha adjudicado el contrato para el mantenimiento integral de las instalaciones de los sistemas de apoyo a la explotación y servicios auxiliares del tranvía de la Bahía de Cádiz por 2.029.306 euros y una vigencia de tres años. Este contrato es imprescindible para el óptimo mantenimiento durante la explotación comercial.

La empresa adjudicataria, Kapsch Trafficom Transportation SAU, llevará a cabo el mantenimiento integral del Centro de Procesamiento de Datos (CPD), el Puesto Central de Control (PCC) y la red de comunicaciones fijas, que incluye la totalidad del equipamiento hardware, tendidos de fibra y de cableado, conversores y otros.

La adjudicación de este contrato constituye un hito más en el avance de la culminación de esta actuación, “que pone de relieve el impulso que la Consejería ha imprimido a esta infraestructura, después de las incertidumbres y retrasos acumulados en anteriores legislaturas”, ha afirmado Marifrán Carazo, consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio. Estos pasos son importantes de cara a la explotación comercial del tranvía de la Bahía de Cádiz, en la línea de compromiso y gestión asumida por el nuevo equipo de Gobierno de la Junta de Andalucía para desatascar un proyecto cuyas obras empezaron hace trece años. 

El alcance del contrato incluye también el sistema de señalización viaria, tanto el servidor de gestión ubicado en el CPD como la totalidad de los reguladores, semáforos, avisadores acústicos y el resto de elementos menores instalados a lo largo de la línea. También incluye los sistemas de videovigilancia y control de accesos viarios, así como la red de radio instalada y los sistemas de telefonía.

En cuanto a los sistemas de información al viajero, cuyo mantenimiento también está incluido en este contrato, incluye los interfonos instaladas en las paradas y en las máquinas de autoventa de tickets, la megafonía y los teleindicadores.

Las pruebas del tranvía de la Bahía de Cádiz se reactivaron la pasada semana con labores preparatorias para que ya durante esta semana se vaya  normalizando esta actividad. De hecho, el pasado viernes ya circuló una unidad en pruebas por el trazado entre Chiclana y San Fernando. Entre el pasado 30 de marzo y el 12 de abril esta actividad se suspendió por el decreto del Gobierno de España que regulaba el permiso retribuido recuperable para el personal laboral por cuenta ajena que presta servicios en empresas de sectores no esenciales, medida que se levantó el pasado lunes 13 de abril. La reanudación ha sido factible porque ya se disponen de los recursos necesarios y se han planificado las necesidades adicionales para desarrollar estos trabajos en el marco del Estado de Alarma por la crisis sanitaria del Covid-19. 

El tranvía de la Bahía de Cádiz, sistema de transporte que promueve la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, consta de un trazado de 24 kilómetros entre Chiclana y Cádiz, incluido el aprovechamiento de la vía ferroviaria entre el Nudo de la Ardila, en la salida de San Fernando, y la estación central de ferrocarriles de la Plaza de Sevilla, en Cádiz, que suma más de diez kilómetros de traza compartida por ambos sistemas. En su recorrido  dispondrá de 21 paradas, de las que cinco se corresponden a las estaciones de Cercanías de Cádiz capital, con un radio de influencia de 234.000 habitantes.