Hoy ha tenido lugar en Cádiz una jornada provincial en la que se han dado cita los representantes de las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de la provincia de Cádiz en las que se integran un total de 843 personas. En la provincia, estas agrupaciones atienden a una población global de 1.171.992 personas, según el último balance de la Consejería de Justicia e Interior sobre el funcionamiento de estas organizaciones de carácter altruista que realizan labores de apoyo en la seguridad y emergencias de sus municipios.  

La Consejería de Justicia e Interior, responsable de la coordinación de las emergencias y también del apoyo y participación de estas entidades en las tareas de colaboración con las entidades locales, tiene registrados actualmente agrupaciones de voluntariado de Protección Civil en un total de 28 municipios en Cádiz, en los que reside el 94,5% de la población de la provincia.

Casi un centenar de personas han participado hoy en esta jornada, en la que se han analizado la nueva convocatoria de las subvenciones destinada a los municipios para el mantenimiento de las agrupaciones; o el plan de formación de los voluntarios que se prevé para 2019, que se encargará de impartir la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA); entre otras cuestiones de interés para los integrantes de este colectivo.

Hay que recordar que en la que convocatoria ya resuelta de 2018 de estas subvenciones ha correspondido a la provincia de Cádiz un incentivo total de 41.368,72 euros de los que se han beneficiado los ayuntamientos de Algecira, Bornos, Chipiona, Conil de la Frontera, El Bosque, Grazalema, Jerez de la Frontera, La Línea de la Concepción, Medina-Sidonia, Paterna de Rivera, El Puerto de Santa María, Puerto Serrano, Rota, San Fernando, San Roque, Villamartín.

Durante la mañana, también se ha puesto de relieve la importante labor de esos voluntarios en los momentos fundamentales en los que se debe garantizar la seguridad de los ciudadanos, y se les ha agradecido el compromiso y la disposición a apoyar los servicios para los que se les requiere. No en vano, estas agrupaciones locales de voluntariado permiten incrementar la capacidad de intervención ante situaciones de emergencia y están incluidas dentro de los grupos operativos en todos los planes de emergencia de la Junta de Andalucía, al igual que en aquellos aprobados por las administraciones locales.

El servicio que ofrecen estas agrupaciones de voluntariado de Protección Civil tiene un mayor alcance en las grandes aglomeraciones urbanas y en los municipios con más de 10.000 habitantes de la comunidad autónoma andaluza, donde estas organizaciones dan cobertura actualmente a cerca del 95% de la población.

La media de voluntarios por agrupación en Andalucía es de unas 27 personas, aunque difiere bastante según el tamaño del ayuntamiento, ya que el promedio asciende a 38 integrantes en los municipios de más de 10.000 habitantes y desciende a unos 17 en los municipios más pequeños.

Funciones

Las agrupaciones de voluntariado son organizaciones de carácter altruista que dependen de los ayuntamientos y tienen como principal finalidad conseguir la colaboración de la ciudadanía en las tareas de prevención e intervención de Protección Civil. En el campo de la prevención, estas entidades tienen como principales funciones colaborar en tareas de elaboración, divulgación y mantenimiento de los planes de Protección Civil y de Autoprotección en el ámbito local, así como prestar apoyo a los servicios profesionales en los dispositivos de carácter preventivo.

Estas agrupaciones de voluntarios colaboran también con los servicios de emergencia, de acuerdo con los procedimientos preestablecidos, y participan en los dispositivos logísticos y de acción social.

Reglamento de las agrupaciones

La Consejería de Justicia e Interior aprobó en 2016 el decreto de Reglamento de Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil en Andalucía para crear un marco común de funcionamiento de unas entidades que se encargan de encauzar la participación ciudadana en materia de protección y gestión de las emergencias.

En el decreto se determina que la acción voluntaria no puede reemplazar actividades que estén siendo desarrolladas por medio de trabajo remunerado o servir para eximir a las administraciones públicas andaluzas de garantizar a la ciudadanía las prestaciones o servicios a los que tiene derecho.

En cuanto a la imagen corporativa, en la norma se regulan sus características, la obligatoriedad de la uniformidad y su uso, que será exclusivo para el personal miembro del voluntariado y con los colores internacionales de protección civil: azul y naranja.  Además, se regulan las características que deben reunir los vehículos, las embarcaciones y las instalaciones de estas agrupaciones, y se fijan los distintos plazos para la adaptación a la norma de todos los equipamientos.

Compartir con: