publicidad



Ana Mestre y Mercedes Colombo informan de los proyectos de la Consejería de Cultura para impulsar la producción y favorecer el empleo en la provincia 

La delegada del Gobierno andaluz en Cádiz, Ana Mestre, y la delegada territorial de Cultura y Patrimonio Histórico, Mercedes Colombo, han informado esta mañana del Plan de Impacto para la Cultura que blinda 23 millones de euros del presupuesto para reactivar a los creadores andaluces. 

publicidad


Así, Ana Mestre ha resaltado “el impulso y la defensa que el Gobierno de Juanma Moreno hace de la Cultura. Nunca un Gobierno andaluz ha escuchado y atendido las solicitudes del sector cultural de Andalucía, plasmadas ahora en este plan que tendrá una importante repercusión en la provincia de Cádiz”. 

La delegada considera que “la Cultura un sector estratégico, tanto que sin ella es imposible salir de la crisis económica ligada a la pandemia del coronavirus”. De este modo ha detallado que el Plan de Impacto destina 15 millones a inyectar liquidez económica y paliar los daños ocasionados por la parálisis de actividad, otros 5 millones al fortalecimiento de la programación, y 3 millones a la conservación y puesta en valor del patrimonio histórico.  

En concreto, el Plan de Impacto recoge una aportación de 12,1 millones a los sectores creativos (el libro, el flamenco, el cine y el audiovisual, las artes escénicas, las artes visuales, el diseño y la moda); 5,9 millones, para el patrimonio histórico (incluidos museos y conjuntos arqueológicos), y 4,9 millones destinados al relanzamiento de la oferta cultural. Al margen de las inversiones, incorpora medidas para agilizar y simplificar trámites y habilita la ventanilla única para asesorar y atender a empresas y profesionales culturales.

“La Junta está convencida de que la Cultura es un Bien Esencial de Andalucía, dado que apostar por ella es construir sociedad y, también, una oportunidad de crecimiento económico”, ha declarado Ana Mestre, quien agradeció a los artistas gaditanos “el esfuerzo realizado durante la etapa de aislamiento, además de su tremenda generosidad al ofrecer al conjunto de la ciudadanía sus creaciones para sobrellevar con buen ánimo el encierro y la privación de nuestras más elementales rutinas”.           

A continuación, Mestre ha señalado que el Plan de Impacto para la Cultura tiene su punto de partida en el constante diálogo de la Junta de Andalucía con los diferentes colectivos y agentes, así como del análisis de la situación del sector antes y durante de la crisis sanitaria. Asimismo, esta iniciativa es el colofón de otras medidas impulsadas por el Gobierno andaluz que también alcanzan al ámbito creativo de la comunidad, como las ayudas a autónomos y las líneas de créditos y avales ante la parálisis de la actividad empresarial.  

Ocho líneas de actuación

Para lograr la reactivación, el Plan de Impulso para la Cultura recoge un total de ocho líneas de acción concebidas, en palabras de la delegada, “para la defensa y la recuperación del sector en Andalucía, tomando en cuenta las condiciones del nuevo escenario”. Van dirigidas a favorecer el consumo de cultura, mediante el mantenimiento e impulso de la actividad, y a incentivar la industria andaluza en un contexto de restricciones, fomentando la producción y reforzando las estructuras de programación y distribución. 

La primera de las líneas es el refuerzo de las ayudas sectoriales con una partida global de 10,6 millones, con la siguiente distribución: 2,6 millones, para el cine; 1,4 millones, para las artes escénicas y musicales; para el flamenco, 455.000 euros; para las ferias de artes visuales, 150.000 euros, y para la promoción y la modernización de pymes culturales, 3.000.276 euros. Junto a ellas, se suman tres nuevas líneas: una destinada a la creación, con 1.250.000 euros; otra, con la misma cantidad, dirigida a la adaptación de salas teatrales, musicales y cinematográficas a las recomendaciones sanitarias y, finalmente, 500.000 euros para la compra de libros de editoriales andaluzas a través de librerías con destino a las bibliotecas municipales.

La segunda es la convocatoria inmediata de las subvenciones para la conservación-restauración e inventario de bienes muebles integrantes del patrimonio histórico de carácter religioso, por valor de 750.000 euros, a la que se suma una tercera iniciativa dirigida a la reactivación de los museos, conjuntos y enclaves, dotado con más de 2 millones para actividades culturales y exposiciones temporales, y una cuarta para obras de conservación del patrimonio y rehabilitación de conjuntos e intervenciones en museos, con 3 millones. Así, el patrimonio histórico de Andalucía recibe 5,9 millones de euros.

 

Además, Ana Mestre ha asegurado que “el Plan de Impacto para la Cultura atiende la demanda generalizada del sector de mantener y fortalecer las programaciones de artes escénicas, música, flamenco y artes visuales, prestando especial atención a las creaciones de empresas y artistas andaluces”, con una quinta línea de 4,9 millones de euros que incluye también el apoyo al sector editorial y librero y la reactivación de las actividades para la conmemoración de la Circunnavegación de la Tierra.      

La sexta de las medidas es la resolución de las ayudas pendientes en el periodo comprendido entre 2014 y 2019, lo que implica una inyección económica inmediata a un total de 106 beneficiarios -la mayoría, autónomos y pymes culturales- por valor de 1.1327.111,82 euros. Finalmente, el Plan de Impacto se completa con una partida de 100.000 euros destinada al acceso y la participación en la cultura de personas con capacidades diferentes y con el aplazamiento hasta 2021 de la iniciativa para el cobro de entradas en museos y conjuntos de gestión de autonómica. 

En este sentido, la delegada ha resaltado la celeridad de la Consejería Cultura y Patrimonio Histórico que, “en un tiempo récord, se ha puesto a disposición de los agentes y espacios culturales de Andalucía una batería de ayudas destinadas a promover la creación y compensar los perjuicios ocasionadas por el cierre, al tiempo que se ha atendido a sectores ignorados, como las librerías de proximidad, las galerías de arte y el patrimonio histórico de carácter religioso”. 

“En paralelo, hemos apostado por el fortalecimiento de la oferta cultural en Andalucía como fórmula para reactivar a los profesionales culturales, y para acompañar y fortalecer la salida de la industria turística”, ha explicado Mestre, quien ha recordado la puesta en marcha de nuevos programas como ‘Anfitrión’ y la reactivación de la oferta y los centros propios, como Flamenco viene del Sur, la Red Andaluza de Teatros Púbicos o los teatros gestionados por la Consejería.     

Actividades en la provincia

Por su parte, Mercedes Colombo ha enumerado algunas de las intervenciones en el ámbito del patrimonio histórico programadas para el segundo semestre de 2020 en nuestra provincia, como es la programación de música y artes escénicas (ANFITRIÓN) entre el 4 y 22 de agosto en el conjunto arqueológico de Baelo Claudia. 

Respecto a los municipios adheridos a la Red Andaluza de Teatros Públicos, la Junta aportará 131.000 euros para las localidades de Arcos (6.000 €), Chiclana (7.000 €), Conil (24.000 €), El Puerto (6.000 €), Prado del Rey (7.000 €), Rota (10.000 €), San Roque (24.000 €), Tarifa (15.000 €), Vejer (16.000 €) y Villamartín (6.000 €), además de la Entidad Local Autonómica de Guadalcacín  (10.000 €).

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico reforzará la actividad de con programas propios, como el Festival de Música Española de Cádiz cuya programación está muy avanzada para el mes de noviembre.

Ventanilla Única para información

Asimismo, la delegada territorial ha destacado que “el Plan de Impacto para la Cultura se ha diseñado tras un diálogo intenso y permanente con el sector a lo largo de las últimas semanas, a través de más de medio centenar de reuniones telemáticas y encuentros con más de 200 agentes culturales”. Además, una vez puesto en marcha, el sector tiene a su disposición la Ventanilla Única de la Cultura en el teléfono 95 540 55 80 para información sobre plazos y requisitos”. 

Por último, ha recordado que “La política cultural de los gobiernos anteriores era la de hacer recortes y pegar tijeretazos al presupuesto de Cultura mientras le daba palmaditas en la espalda al sector para salir en las fotos. Ahora, hemos blindado 23 millones de euros como respuesta a la crisis actual; los anteriores gestores, en la última crisis económica, le quitaron en tres años el 40% del presupuesto a la Consejería; se dejaron por el camino casi 140 millones de euros”, ha concluido Colombo.