publicidad


La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad ha concedido 878.240 euros en subvenciones a la provincia gaditana a través de una línea de incentivos destinadas a operadores de telecomunicaciones para desplegar redes de banda ancha ultrarrápidas en pequeñas poblaciones y zonas de interés socioeconómico. 

Estas ayudas, cofinanciadas con fondos FEDER, tienen como objetivo el desarrollo  de redes de banda ancha de al menos 100Mbps en zonas en las que los operadores de telecomunicaciones no disponen de cobertura ni prevén tenerla a medio plazo por razones de rentabilidad comercial. Según datos oficiales del Ministerio de Economía y Empresa, la cobertura de este tipo de redes es del 71% en Andalucía.

Para asegurar la complementariedad de la medida propuesta por la Junta de Andalucía con actuaciones similares de ámbito estatal, se ha llevado a cabo un proceso de coordinación con la Secretaría de Estado para el Avance Digital, que ha determinado que las zonas de actuación estarán restringidas a poblaciones de menos de 150 habitantes y espacios productivos (polígonos industriales, áreas logísticas, etc.).

Concretamente, esta iniciativa ofrecerá la posibilidad de que la población y las empresas de las zonas de actuación contempladas, 37.700 personas y 483 zonas de interés socioeconómico andaluzas, puedan acceder a servicios en las mismas condiciones que los núcleos urbanos más poblados. En el caso de la provincia gaditana, el presupuesto aprobado y publicado en BOJA (Boletín Oficial de la Junta de Andalucía) beneficiará a las siguientes zonas: Alcalá del Valle, El Gastor, Jerez de la Frontera, Rota y Setenil de las Bodegas.

Con estas subvenciones, los operadores podrán cubrir un alto porcentaje de los costes derivados del despliegue en las distintas zonas: equipamiento y construcción de infraestructuras de red, principalmente.

Esta es una de las actuaciones previstas en la Estrategia de Infraestructuras de Telecomunicaciones de Andalucía 2020 para impulsar el cumplimiento de los objetivos marcados por la Agenda Digital para Europa, que establece la disponibilidad del 100% de cobertura poblacional de redes de banda ancha de 30 Mbps y un 50% del total de hogares conectados a redes de 100 Mbps en 2020.