publicidad


Ana Mestre y Daniel Sánchez explican las novedades que se incorporan este año, como sistemas de geolocalización vía satélite y camiones autobombas, y destacan “el gran trabajo” que desarrollan quienes combaten y previenen los incendios forestales 

publicidad


La delegada de la Junta de Andalucía en Cádiz, Ana Mestre, en compañía del delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez, han mantenido hoy la reunión del comité asesor provincial del Infoca por vía telemática. En este encuentro, los delegados han informado que el Gobierno andaluz dedica 16,98 millones de euros al dispositivo en la provincia gaditana (8,69 millones a la extinción y 8,29 millones a la prevención), con un ligero incremento respecto al presupuesto del año anterior. La campaña de alto riesgo de incendios ha comenzado esta semana y se prolongará hasta el próximo 15 de octubre.

La delegada del Gobierno andaluz ha explicado los detalles del dispositivo en la presente campaña, “con una mejora cuantitativa y cualitativa en los medios para combatir los incendios forestales” y considerando además que “la prevención es esencial”. Esto se enmarca en la renovación de un operativo “imprescindible en nuestra provincia”, según ha añadido, “con profesionales que desarrollan un gran trabajo y protegen el gran patrimonio natural de nuestra tierra”. 

En esta mejora, Ana Mestre ha mencionado “la apuesta por la modernización y por reforzar la seguridad”, ya que Infoca incorpora este año sistemas de localización GPS con envío de la posición vía satélite destinada a blindar la seguridad de los retenes y autobombas. Esta es una de las principales novedades que se van a implementar. Así, con la inclusión de estos sistemas vía satélite en medios operativos del Infoca que trabajan en primera línea contra el fuego, se garantiza la localización en aquellos puntos donde la cobertura de telefonía móvil es nula o deficiente, lo que supone una mejora de la seguridad de los bomberos forestales. 

Por otra parte, la modernización del dispositivo conlleva este año la incorporación de dos nuevos camiones autobomba en la provincia de Cádiz, que suponen un total de 663.000 euros y la renovación del parque móvil. Su adquisición se enmarca en el proceso de modernización de los recursos del Infoca que impulsa la Junta de Andalucía desde 2019. Estas unidades son vehículos todoterreno de última generación que proporcionan mayor seguridad. 

Por otro lado, la delegada se ha referido al esfuerzo que se está llevando a cabo para rejuvenecer la plantilla con más empleo público, algo que ya se ha plasmado con la convocatoria extraordinaria en 2019 de 120 plazas en Andalucía, correspondientes a las ofertas de empleo de 2017 y 2018 que nunca llegaron a salir con el anterior gobierno. Esta convocatoria ya ha sido resuelta y está pendiente de las últimas pruebas.

Además, la Junta tiene previsto convocar a lo largo de este año otras 212 nuevas plazas en la comunidad autónoma, lo que significará que, desde 2019, este Gobierno andaluz habrá resuelto o autorizado un total de 332 plazas de empleo público en Andalucía con una inversión de 9,1 millones de euros, mientras que el anterior ejecutivo apenas había convocado 53 plazas desde 2015. 

En esta reunión, Ana Mestre ha aludido al objetivo de dotar a este servicio de los medios y las infraestructuras necesarias para prevenir y dar respuesta a los incendios asociados al cambio climático desde un nuevo modelo que apuesta por el uso de tecnologías de vanguardia, y con un sello medioambiental ligado a la estrategia de la Revolución Verde que lidera el propio presidente Juanma Moreno.

Este servicio profesionalizado dispone de un amplio contingente de efectivos arropados por el dispositivo a nivel regional, entre personal de la Agencia de Medio Ambiente y Agua y funcionarios y personal laboral de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. A estos se unen integrantes de las unidades médicas, operarios conductores de maquinaria pesada y profesionales de los medios aéreos.

En cuanto a medios materiales y tecnológicos, el dispositivo cuenta en la provincia con un total de 11 vehículos pesados entre autobombas (9 unidades) y nodrizas (2), a los que se suma una unidad móvil de meteorología y transmisiones, maquinaria, otros vehículos de transporte, así como medios aéreos que facilitan un desplazamiento rápido de los operativos al incendio y una mejor eficiencia y eficacia en los trabajos de extinción conjuntos entre estas aeronaves y el personal de tierra. En concreto, dispone de un helicóptero semipesado en Alcalá de los Gazules y un helicóptero ligero en Algodonales contratados por la Junta de Andalucía, al que se suma un helicóptero pesado del Estado y que tiene base en La Almoraima.

En lo que respecta a las instalaciones, el dispositivo posee un Centro Operativo Provincial, tres Centros de Defensa Forestal (Alcalá de los Gazules, Algodonales y Los Barrios) y una base del Estado en La Almoraima. A todos los medios e instalaciones se suman 14 puntos de vigilancia, principalmente torretas.

En el transcurso de esta reunión, los delegados han agradecido el esfuerzo de todos los que completan el Plan Infoca, como son Guardia Civil y Seprona, Emergencias 112 Andalucía, consorcios de bomberos, Unidad Militar de Emergencias, Unidad Adscrita de Policía Autonómica, Policía Local de distintos municipios, voluntarios de Protección Civil y diferentes organismos públicos y entidades privadas. 

Tareas de desinfección y balance 

Por otra parte, los delegados han elogiado “la necesaria labor de Infoca y su eficacia”, así como “su contribución en las tareas de desinfección para frenar la expansión del coronavirus Covid-19” con el despliegue de más de 200 efectivos desde el 6 de abril hasta el 5 de mayo. En total, se han realizado 218 misiones a este respecto en 14 localidades de nuestra provincia. 

El delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha indicado que, mientras se ha desarrollado este operativo excepcional, se ha mantenido el dispositivo de prevención y extinción de incendios forestales. En lo que va de año, desde el 1 de enero el dispositivo ha realizado 11 intervenciones, 10 de ellas forestales, de las que el 90% han sido conato. Estos siniestros han afectado a 4 hectáreas de superficie, de las que 0,11 hectáreas corresponden a superficie arbolada y el resto a terrenos de matorral. Estos datos provisionales son mejores que los del mismo periodo de 2019, cuando la estadística reflejaba 36 intervenciones y 22,44 hectáreas afectadas.

Además, el dispositivo ha realizado este año tareas de desbroce en 226 hectáreas en la provincia. 

Prevención y colaboración ciudadana

En este comité también se ha detallado la importancia de los trabajos preventivos, vinculados a una apuesta medioambiental ligada a la Revolución Verde. Las tareas planificadas este año, tanto manuales como mecanizadas, abarcan desbroces y reducción de vegetación, mantenimiento de infraestructuras de defensa (cortafuegos) y áreas de uso público.

A este respecto se ha programado, para el mantenimiento manual de los cortafuegos y para actuaciones mecanizadas, un total de 1,27 millones de euros, que permiten tener en la provincia una red de zonas de oportunidad para detener un incendio y servir a la vez de vías de acceso y evacuación.

Por otra parte, a tratamientos selvícolas se destina 1,5 millones de euros, para que las masas forestales sean menos vulnerables y los incendios se propaguen con menor velocidad e intensidad. A esto se suma un millón de euros en la adecuación de caminos forestales, facilitando el desplazamiento de los medios terrestres del Infoca en el desempeño de sus funciones. En el ámbito de la prevención también se contempla el uso del pastoreo controlado de ganado con fines preventivos, con una actuación en 358,39 kilómetros de cortafuegos.

Además, hay que sumar actuaciones de prevención social, como la difusión de mensajes preventivos y el programa ‘Crece con tu árbol’ (Semilla), que cada año posibilita a escolares conocer el Plan Infoca a la vez que se conciencian de la necesidad de prevenir los incendios forestales. 

Para concluir, en esta reunión se ha recordado que, desde junio hasta el 15 de octubre, época de alto riesgo de incendios forestales en Andalucía, queda prohibida la realización de barbacoas, las quemas agrícolas y también la circulación de vehículos a motor por los espacios forestales y de influencia forestal, que son aquellos terrenos agrícolas y urbanos situados a menos de 400 metros de los forestales. La medida tiene como objetivo evitar situaciones negligentes que deriven en un siniestro forestal. 

Daniel Sánchez ha mencionado que “la colaboración ciudadana es fundamental” y ha solicitado “precaución y que se mantenga una actitud responsable cuando se esté en contacto con la masa forestal, para evitar incendios que puedan poner en peligro el medio natural y los propios equipos de extinción”. Además, se ha insistido en que “esta lucha y la defensa de nuestro patrimonio natural es una cuestión de todos”, por lo que, ante cualquier avistamiento de humo o llama, debe alertarse a los servicios de emergencias llamando al teléfono 112.