publicidad


Desde la Delegación del Gobierno se reclama que la institución provincial ejecute las acciones de la fase 2 estipuladas en el Plan de Actuación acordado el pasado lunes para hacer frente al virus de la Fiebre del Nilo 

La Delegación del Gobierno andaluz en la provincia, exige a la Diputación de Cádiz que asuma sus competencias dentro del Plan de Actuación para el Control de Vectores Culícidos en Respuesta al Brote de Fiebre del Nilo Occidental y actúe dentro de la fase 2, tal y como quedó establecido en la reunión que se celebró este pasado lunes para afrontar el brote aparecido en la comarca de La Janda. 

Así, se lamenta de que, ante esta situación que se está viviendo con el virus de la Fiebre del Nilo en nuestra provincia, la Diputación de Cádiz no lo afronte y actúe dentro de sus competencias.

Se recuerda que el pasado 17 de febrero, antes de que existiera ningún caso del virus de la Fiebre del Nilo, el delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez, autorizó a la Diputación el control de las poblaciones de mosquitos en la comarca de la Janda, incluyendo la realización de tratamientos aéreos, únicamente con los productos cuya sustancia activa fueran la Dimeticona o la bacteria Bacillus thurigiensis, algo que no hicieron hasta el 10 de agosto y después de tres años sin haber tratado las larvas de mosquitos en la comarca jandeña. 

Ampliación del plazo

Igualmente, en el día de hoy, Daniel Sánchez ha enviado una autorización a la Diputación, Irene García, en el que, motivado por la aparición de casos del virus de la Fiebre del Nilo en las últimas semanas, se les permite ampliar el plazo para el tratamiento, estipulado en un principio hasta el 15 de septiembre, el tiempo que sea suficiente debido a la situación excepcional existente. Por tanto, se insiste en la necesidad de que la Diputación de Cádiz intervenga, nuevamente, en la comarca de La Janda dentro de sus responsabilidades.   

Por otro lado, desde la Junta de Andalucía se lamenta que, además de haber estado tres años sin efectuar tratamientos en la comarca de La Janda, el trabajo que se está llevando a cabo en estos meses no está siendo del todo efectivo, ya que la empresa contratada solo fumiga de manera terrestre, no llegando en ocasiones a tratar zonas de proliferación del insecto.  

Desde la Delegación del Gobierno andaluz en Cádiz se recuerda que desde que se conociera el primer caso de un humano infectado por el virus de la Fiebre del Nilo a través de la picadura de un mosquito, la Delegada Ana Mestre puso en marcha una reunión de coordinación entre las Delegaciones Territoriales de Salud y de Agricultura, el pasado sábado, para, a continuación, citar el lunes a los alcaldes de Vejer, Puerto Real, Barbate, Conil, Alcalá de los Gazules, Medina Sidonia, Benalup-Casas Viejas y a la propia Diputación Provincial en una reunión en la que se  abordara el Plan de Actuación para el Control de Vectores Culícidos en Respuesta al Brote de Fiebre del Nilo Occidental, especialmente en las zonas establecidas de riesgo por parte de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias.

Igualmente, desde la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible se viene actuando dentro de sus competencias, en la vigilancia y el control de la encefalitis del Nilo en caballos y aves cautivas como centinela a través del control serológico.

Gracias a este control, se traslada información a diario y se publica en la web de la Consejería de los positivos detectados. Esto sirve como centinela de circulación del virus y, por tanto, se da traslado a la Consejería de Salud para adoptar las medidas oportunas.

Las labores preventivas del transmisor, que es el mosquito, es competencia de los ayuntamientos y de la Diputación de Cádiz para Municipios menores de 20.000 habitantes, según el artículo 25.2j para la Protección en salubridad pública, como siempre se ha realizado, por ejemplo, en La Janda, con tratamientos aéreos y terrestres, salvo en los últimos tres años.

Por todo ello, se reclama a la Diputación de Cádiz que cumpla con sus funciones establecidas en estos casos y lleve a cabo una fumigación efectiva para acabar tanto con los mosquitos como con las larvas en la Comarca de La Janda.