publicidad


La consejera Marifrán Carazo anuncia la reactivación de obras de edificación y reparación en el parque residencial de AVRA

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha anunciado hoy en la comisión de Fomento del Parlamento Andaluz que la Agencia de Vivienda y Rehabilitación (AVRA) retoma la actividad de construcción y rehabilitación en su parque de viviendas en alquiler, con diez actuaciones ya en licitación con un presupuesto que roza los nueve millones de euros, entre las que se encuentra la rehabilitación del edificio de 17 viviendas situado la calle Sagasta, de Puerto Real, finca conocida como la Posada de Bello. La consejera ha añadido que en breve se van a licitar otros tres proyectos, por más de dos millones de euros, todo ello gracias al levantamiento de la paralización de trámites administrativos que fue decretada por la pandemia del Covid-19.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio quiere contribuir de esta forma a la rápida recuperación de la actividad en el sector de la edificación, al tiempo que retomar la gestión, en materia de construcción y rehabilitación, sobre el parque de vivienda en alquiler titularidad de AVRA. Así, con la contratación de estas obras el Gobierno andaluz quiere impulsar un sector, el de la construcción, que en circunstancias tan adversas como las actuales, puede ser uno de los principales generadores de empleo en Andalucía y dar refugio a trabajadores de otros sectores que están siendo muy castigados por la crisis del Coronavirus.

La actuación para rehabilitar la Posada de Bello ha salido a licitación con un presupuesto 394.040 euros y consistirá en la rehabilitación de las zonas comunes con medidas que aumenten la eficiencia energética del edificio. La obra se ejecutará sobre un edificio histórico que data de 1771 y que en 1989 fue adaptado por la Junta de Andalucía para albergar 17 viviendas públicas en régimen de alquiler. 

El inmueble lo integran tres cuerpos en torno a un patio principal y otro secundario conectados entre sí por una galería, siendo el acceso principal desde la calle Sagasta, aunque existe otro secundario por la calle San Ignacio. Desde ambas entradas se ingresa en los patios y éstos a su vez actúan de distribuidores a las distintas viviendas.

Las obras se desarrollarán con el fomento de empleo de personas en situación o riesgo de exclusión social, destinándose el diez por ciento de las horas totales de trabajo a su contratación, y serán financiadas con el programa operativo Feder 2014-2020 para la mejora energética del parque público residencial. La actuación se ha licitado con suspensión de plazos, los cuales se darán a conocer cuando se esté en condiciones de activarlos.

El proyecto contempla reparaciones para mejorar el comportamiento del edificio en cuanto a aislamiento energético y de ruidos de forma global en fachadas y cubiertas, mejorando así las condiciones de habitabilidad. En todo momento se respetará la estructura y la apariencia exterior.

Puntualmente se sustituirán carpinterías originarias de madera y vidrio simple por otras de madera de Flandes y acristalamiento en fachadas exteriores, mientas que en las fachadas interiores se colocarán carpinterías de aluminio, y las puertas de acceso de madera se cambiarán por otras de acero. También se sustituirán baldosas deterioradas o que supongan riesgo de tropiezos y los peldaños de las escaleras exteriores. Finalmente, se dotará al inmueble de sistemas de generación de agua caliente sanitaria a través de captadores solares térmicos individualizados por vivienda.

Como en otras ocasiones, los trabajos serán programados y acordados con los vecinos, de manera que tengan la menor incidencia posible en el día a día de las familias residentes y se garantice la buena convivencia, un trabajo que viene realizando el equipo social de AVRA.