La Consejería de Empleo, Empresa y Comercio tiene abierto durante este verano el plazo para que las pymes andaluzas puedan solicitar ayudas para la realización de proyectos e inversiones en materia de prevención de riesgos laborales. Con esta convocatoria, la Junta destina 5,58 millones de euros para subvenciones a conceder en régimen de concurrencia competitiva, lo que permitirá beneficiar a más de 450 empresas y supone un incremento de dotación de recursos de un 135% respecto a lo concedido en el año 2017.

El plazo de solicitud de estas ayudas se prolongará hasta el próximo 20 de agosto, y las solicitudes deberán registrarse, de manera telemática, a través de  la siguiente dirección: http://www.juntadeandalucia.es/organismos/empleoempresaycomercio/servicios/procedimientos/detalle/523/datos-basicos.html.


La Junta abre así dos convocatorias: una convocatoria ordinaria con 2,92 millones de euros, destinada a las pymes que desarrollen alguna de las actividades económicas que durante 2017 reflejaron en la comunidad mayores índices de incidencia por accidentes de trabajo y/o enfermedades profesionales, en la que se incluyen, entre otros, sectores como la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, construcción, servicios de alojamiento o servicios a edificios y actividades de jardinería. Y otra convocatoria de 2,66 millones, específica para las pymes de la industria manufacturera y los servicios avanzados, enmarcada en el Programa de Fomento del Empleo Industrial y Medidas de Inserción Laboral que el Gobierno andaluz aprobó el pasado mes de diciembre.

Los incentivos, de entre 1.200 y 15.000 euros, podrán cubrir hasta el 75% de las inversiones que realicen las empresas e irán destinados a financiar, entre otras actuaciones, la compra y renovación de equipos de seguridad laboral. Entre los beneficiarios potenciales se incluyen los autónomos que tengan al menos un trabajador contratado durante el año anterior al inicio del plazo de presentación de solicitud.

La delegada territorial de Conocimiento y Empleo de la Junta en Cádiz, Gema Pérez, anima a las empresas, especialmente a las de menor tamaño, a que se conciencien sobre la importancia de la prevención y que hagan uso de las herramientas que pone a su disposición el Gobierno andaluz con este fin, como es el caso de estas subvenciones.

Dos modalidades de subvenciones

Cada una de estas convocatorias cuenta con dos modalidades de ayudas, la primera modalidad, con ayudas de 1.500 a 15.000 euros, financiará inversiones para sustitución y adaptación de maquinaria y equipos de trabajo, instalaciones específicas de control de contaminantes y adquisición de sistemas de prevención para el trabajo en altura, entre otras.

La segunda modalidad, con incentivos de 1.200 a 12.000 euros, apoyará iniciativas de integración de la prevención en las empresas, mejora del cumplimiento de la normativa y realización de proyectos innovadores y buenas prácticas preventivas. Se incluyen en este apartado planes de formación, estudios ergonómicos y psicosociales, proyectos de I+D+i dirigidos a la mejora de las condiciones de trabajo, diagnósticos preventivos sobre riesgos emergentes y primeras implantaciones de sistemas de gestión de seguridad y salud laboral.

Las últimas ayudas de Prevención para pymes en Cádiz

La Delegación Territorial de la Consejería de Empleo en Cádiz aprobaba el pasado invierno incentivos por un valor total de 111.436,4 euros para que ocho pymes y autónomos gaditanos pudieran realizar proyectos que mejoren su seguridad y salud laboral. Estas ayudas apoyaban una inversión empresarial superior a 179.000 euros en la provincia para avanzar en la prevención de riesgos laborales.

La mayoría de las pymes y autónomos gaditanos incentivados pertenecen al sector industrial, con actividades como la madera, el mármol o la fabricación de tuberías, así como en la producción agrícola. Las ayudas concedidas, que oscilaban entre los 2.071,88 y los 18.000 euros, llegaron a cubrir hasta el 75% de la inversión, para, sobre todo, adquirir equipos de protección y maquinaria específica. Las empresas beneficiadas llevan a cabo las actuaciones subvencionadas en plazos que van de los nueve a los doce meses.

Compartir con: