La delegada territorial de Conocimiento y Empleo de la Junta de Andalucía en Cádiz, Gema Pérez, y la delegada territorial de Educación, Remedios Palma, han participado esta mañana en la presentación de la primera edición del ‘Curso de inspección de actividades subacuáticas’, una actividad formativa pionera en España que se impartirá durante hoy, martes, y mañana, miércoles, en el Centro Integrado de Formación Profesional Marítimo Zaporito, instalado en San Fernando. Dicha formación está organizada por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Además de las delegadas, han asistido al inicio del taller la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada; el Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, Alfonso Rodríguez; la directora del Centro Zaporito, Victoria Oliver; y el jefe de Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Cádiz, Eugenio Santa-Bárbara.


Se trata de la primera edición de un curso que supone una iniciativa pionera en España. Asiste como alumnado medio centenar de personas que, mayoritariamente, son  inspectores de trabajo que se han desplazado desde distintos puntos del territorio nacional, así como integrantes del grupo de actividades subacuáticas de la Guardia Civil y personal funcionario de la Capitanía Marítima de Cádiz. Se trata de un curso teórico-práctico y multidisciplinar, con el que se persigue una perspectiva integral sobre los riesgos inherentes a esta actividad y la forma segura de abordarla desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales.

La delegada territorial competente en Empleo, Gema Pérez, ha subrayado la idoneidad de realizar este curso en una provincia como la gaditana, donde las actividades de inmersión están presentes en varios de sus sectores económicos. Pérez ha recordado como la prevención de riesgos laborales es absolutamente prioritaria para el Gobierno andaluz, como muestra la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo, que responde a dos años de trabajo entre la Administración autonómica, sindicatos y patronal. “Para el Gobierno andaluz, todo el dinero que destinemos a la prevención y a la seguridad de los trabajadores no es un coste, sino una inversión que hace mejores a las empresas”, ha remarcado la delegada territorial de Conocimiento y Empleo.

Gema Pérez ha incidido, asimismo, en lo necesaria que es realizar una reflexión conjunta sobre la siniestralidad laboral y, en particular, ha puesto el acento en la importancia de aplicar este tipo de medidas en las pequeñas y medianas empresas. La delegada de Empleo ha recordado como desde su Administración -concretamente, a través del Centro de Prevención de Riesgos Laborales- se trabaja en colaboración permanente con la Inspección de Trabajo. Durante el pasado año, 2017, entre otras actuaciones se realizaron unas 400 visitas a 240 empresas de la provincia gaditana dentro del programa de Técnicos Habilitados desarrollado, conjuntamente, entre Inspección de Trabajo y Junta de Andalucía.

Por su parte, la delegada territorial de Educación, Remedios Palma, ha dado la bienvenida a los organizadores y participantes de este curso, destacando que “esta iniciativa de formación pionera en España no podía tener mejor marco de desarrollo que el centro público integrado de Formación Profesional Marítimo Zaporito, referente educativo en nuestra comunidad y responsable a nivel andaluz de la formación de técnicos en el sector marítimo pesquero, un centro que hoy ofrece sus recursos y a su equipo docente para que este primer curso de formación para inspectores de trabajo en relación a  las actividades subacuáticas sea todo un éxito”.

La seguridad en el buceo profesional

Una de las principales reivindicaciones de los buceadores profesionales es llevar a cabo investigaciones de los accidentes de trabajo que se producen en su sector para poder establecer las causas de estos siniestros, así como las mejores medidas para evitarlos. Entre las recomendaciones específicas planteadas para esta actividad se encuentra realizar al trabajador o trabajadora un exhaustivo chequeo médico previo a ejercer. A este trabajo le influyen riesgos desde el punto de vista de la salud laboral como son, entre otros, la presión -que afecta a pulmones y a oídos-; el frío; y los agentes químicos -que pueden provocar, por ejemplo, una intoxicación por gases-.

Durante el pasado año, 2017, personal de la Junta de Andalucía investigó en torno a 60 accidentes laborales en Cádiz, los más graves o complicados que tuvieron lugar en esta provincia durante dicho periodo. Igualmente, a requerimiento de la Inspección de Trabajo y de los juzgados, los recursos técnicos y humanos de la Administración autonómica se ponen a su disposición para las investigaciones o actuaciones conjuntas en las que sean solicitados.

Compartir con: