Las Consejerías de Empleo e Igualdad han firmado un protocolo para el uso de las instalaciones de El Burgo en la acogida de estas personas hasta el 31 de diciembre de 2018. La Residencia no retomará su actividad turística, como en años anteriores, hasta el próximo mes de marzo. Los delegados competentes en Cádiz han explicado esta situación de emergencia a los trabajadores del centro, a quienes se les ha garantizado que la medida no afectará a sus puestos de trabajo ni al funcionamiento de la Residencia

La delegada territorial de Conocimiento y Empleo de la Junta de Andalucía en Cádiz, Gema Pérez, y el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Manuel Herrera, se han reunido esta mañana con el comité de empresa de la Residencia de Tiempo Libre ‘El Burgo Turístico’ de La Línea, así como con representantes de los sindicatos mayoritarios en este centro, CCOO y UGT. El contenido del encuentro era tratar la situación de emergencia en la llegada de personas menores inmigrantes no acompañadas, que actualmente están siendo acogidas en dicha Residencia de manera temporal ante la necesidad de un mayor número de instalaciones para que puedan ser tratadas con condiciones dignas.

En primer lugar, los delegados han informado a los representantes de los trabajadores de El Burgo de que existe un protocolo firmado entre la Consejería de Empleo -competente en el uso de la Residencia de Tiempo Libre- y la de Igualdad -responsable en la atención a estas personas menores inmigrantes- en el que se establece que la acogida a estos menores está prevista hasta el 31 de diciembre del presente año, 2018. Como ha explicado la delegada territorial competente en Empleo, Gema Pérez, la Residencia está actualmente cerrada, como es habitual, puesto que su temporada turística termina en septiembre, y no vuelve a abrirse para retomar esta actividad hasta el mes de marzo. En este contexto, y tal y como explica la delegada, “la Junta de Andalucía entendió que atender esta demanda -en referencia a la necesidad de reubicar a los menores inmigrantes no acompañados- era prioritario, y atenderla con todas las garantías que reconocen los derechos humanos por delante”.

Gema Pérez también ha incidido en que se trata de una situación de emergencia y temporal, puesto que la Residencia de Tiempo Libre retomará su actividad turística con normalidad el próximo mes de marzo, como ha venido sucediendo en años anteriores. En este sentido, los delegados han lanzado un mensaje de tranquilidad a los trabajadores y su representación sindical acerca de la acogida de 57 menores en El Burgo que se produjo a finales de la semana pasada por “absoluta emergencia”, y que no fue posible explicar de manera personalizada a la plantilla hasta este momento, teniendo en cuenta la existencia de varios días festivos posteriores a la medida. Sobre este punto, la delegada territorial de Empleo ha puesto el acento en que la Residencia ni se va a cerrar ni se va a privatizar, sino que se trata de una medida temporal, marcada en el tiempo, y adoptada por necesidad ante la llegada de tantos menores no acompañados, lo que ha derivado en el desbordamiento de otros centros. Para que la comunicación sea fluida en todo momento, se ha decidido crear una comisión de seguimiento sobre este asunto, a través de la cual los representantes de los trabajadores puedan estar informados en todo momento, de manera directa, a través de representantes de la Junta de Andalucía, con el objetivo de lograr una mayor tranquilidad y buena coordinación entre ambas partes.

Otro acuerdo alcanzado en la reunión de este martes ha sido que la Delegación Territorial de Conocimiento y Empleo le facilitará a la de Igualdad un listado de los trabajadores fijos-discontinuos con los que cuenta la Residencia de El Burgo por si estos empleados quieren, en el caso de que cumplan con los perfiles laborales requeridos, acogerse a ofertas de trabajo que necesite la Fundación SAMU para la atención de estas personas menores durante su estancia en la Residencia de La Línea. Esta Fundación es la concesionaria del servicio de atención a estas personas por parte de Igualdad, que no cuenta con medios propios para hacer frente a esta situación.

Asimismo, la Delegación Territorial de Empleo ha puesto sobre la mesa este martes que se acometerán labores de mantenimiento y rehabilitación, si fuera necesario, en la Residencia, una vez finalice este periodo de acogida, para que El Burgo se encuentre en perfecto estado antes de iniciar su temporada turística habitual.

Los representantes de los trabajadores que han participado en esta reunión han querido desmarcarse de cualquier motivación xenófoba o discriminatoria en las reticencias expresadas hasta el momento en lo relativo a la función actual de El Burgo. Y han querido dejar constancia de que sus reservas se limitaban a una preocupación estrictamente laboral, en lo relativo al futuro de sus puestos de trabajo y el de la propia Residencia. La Junta de Andalucía ha vuelto a hacer un llamamiento a la solidaridad de toda la ciudadanía respecto a un tema tan sensible como es la atención a estas personas menores inmigrantes, y la complicada situación en la que llegan a nuestro país.

Compartir con: