El Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Cádiz, entidad adscrita a la Junta de Andalucía a través de la Delegación Territorial de Empleo, ha celebrado una jornada sobre ‘Caídas de altura: un riesgo en todas las empresas’ este martes, a la que han asistido más de 70 profesionales vinculados a la Prevención. Las caídas de altura son una de las formas de accidente laboral más frecuente: en el caso de la provincia gaditana, según cifras del pasado año, 2017, se trata de la segunda causa de siniestralidad, sólo superada por los sobre-esfuerzos. Concretamente, las caídas provocaron 1.800 accidentes, entre mortales, graves y leves, en Cádiz. Sin embargo, las caídas fueron responsables del 32% de los accidentes de tipo grave, lo que los convierte en principal causa de accidentes dentro de esta categoría.

Desde la organización de las jornadas se considera que la gestión de este riesgo laboral resulta imprescindible para cualquier actividad, al tratarse de un riesgo presente en la mayoría de las empresas con tareas de mantenimiento, reparación, ejecución de instalaciones, etc., en donde sea preciso subirse a una escalera o superficie. Aunque, desde un análisis por sectores, es el de la construcción el que presenta una mayor incidencia de los accidentes por caídas.


Las jornadas del Centro de Prevención han contado con ponencias a cargo de la mutua Asepeyo -entidad colaboradora con las jornadas-, de Desnivel Obras -también colaborador en la realización de esta formación-, y de un técnico especialista en sistemas de protección. Las diferencia, respecto a otras sesiones, su carácter práctico, ya que ha incluido dos talleres para sus asistentes: uno, sobre realidad virtual; y otro, sobre técnicas para trabajar en altura mediante cuerdas y simulación de rescate.

Entre los objetivos perseguidos por esta jornada están el de aumentar la concienciación sobre este riesgo laboral, así como difundir los conocimientos técnicos que permitan controlarlo.

Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo

La Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2022 ha sido presentada recientemente por la presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, fruto de dos años de trabajo entre la Administración autonómica, sindicatos y patronal.

Esta Estrategia prevé una inversión de 59 millones de euros, y cuenta con cuatro objetivos generales. El primero es la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores. Se priorizan las actuaciones para mejorar la seguridad vial, que supone un 13% de los accidentes en el trabajo y un 30% de las muertes, y atender también con mayor atención a las enfermedades profesionales, sobre todo las musculoesqueléticas y el cáncer de origen laboral.

El segundo objetivo es mejorar la gestión preventiva en las empresas. Incluye seis ejes y 23 líneas de actuación, y es el más extenso de la estrategia, centrado sobre todo en la vida diaria de las empresas, concretamente en las pymes.

El tercer objetivo se centra en mejorar la eficacia del sistema de seguridad y salud en el trabajo. Por último, en cuarto lugar, se pretende consolidar la cultura preventiva en la sociedad andaluza.

Compartir con: