publicidad


La Junta de Andalucía está ultimando la incorporación de los agentes locales de promoción de empleo (ALPE’s) que tienen declarada la nulidad de sus despidos, y ha enviado a los juzgados de lo social un escrito en el que solicita que se requiera a los trabajadores afectados que manifiesten en qué entidad desean incorporarse, ya que algunas sentencias no solo afectan al SAE y a los consorcios UTEDLT sino que en ocasiones también se condena solidariamente a los ayuntamientos consorciados y a la Consejería de Economía Innovación, Ciencia y Empleo.

En el escrito enviado por la Junta a los juzgados, también se detalla las dificultades que ha atravesado todo el proceso de reincorporación de estos trabajadores, que han causado asimismo la demora en el cumplimiento de las sentencias.

Así, en el escrito se menciona la falta de disponibilidad presupuestaria para financiar los gastos de personal de los ALPE´s, ya que la financiación del programa de desarrollo local que desempeñaban corría a cargo de fondos estatales que tuvieron dotación suficiente hasta el año 2011, con 26,7 millones de euros en ese ejercicio, pero que en el año 2012 fueron drásticamente reducidos en mayor volumen que el recorte que sufrieron las políticas activas de empleo por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, quedando la partida presupuestaria para 2015 en cero euros.

Este proceso de reincorporación de los ALPE’s, que se inicia con el escrito enviado a los juzgados de lo social, culmina asimismo el proceso iniciado el pasado año que dio cumplimiento a la proposición no de ley aprobada por el Parlamento andaluz. En conformidad con esta proposición, se constituyó una comisión de seguimiento con representantes de los ALPE’s que ha mantenido sucesivas reuniones de trabajo.

La Junta de Andalucía ya comunicó a los ALPE’s que había trasladado al gabinete jurídico que no se interpusiesen más recursos de suplicación ante el TSJA contra las sentencias de despido que se habían ganado en primera instancia, y que se había abierto un proceso de ejecución interno para que desde el SAE se vayan tramitando las primeras sentencias, proceso que ahora culmina con el inicio de los primeros trámites para la reincorporación.