La Consejería de Fomento y Vivienda ha aplaudido el Plan Municipal de Vivienda y Suelo que ha elaborado el Ayuntamiento de Chiclana, “un documento resultado de un trabajo riguroso y profundo y que demuestra el amplio conocimiento que tiene su Ayuntamiento de la realidad de su población, sus carencias y necesidades y también de la experiencia adquirida durante los años de crisis económica”, ha destacado hoy la secretaria general de Vivienda, María José Bejarano, quien ha acompañado al alcalde de la localidad, José María Román, durante la presentación de dicho plan.

El de Chiclana, por tanto, es considerado por la Junta de Andalucía como uno de los 41 Ayuntamientos que han recibido ayudas para la elaboración del documento, “un instrumento de los gobiernos municipales para facilitar el acceso a la vivienda a la población, con especial atención a aquellas familias con rentas bajas y en riesgo de exclusión social”, ha precisado Bejarano.

La secretaria general de Vivienda también ha afirmado que hay trabajos “de gran calidad y muy bien elaborados que, como el de Chiclana, presentan iniciativas para fomentar y diversificar las actuaciones en materia de vivienda protegida, aportando propuestas que respaldan y apoyan al ciudadano en la búsqueda de un hogar digno dentro de los límites municipales”.

Pero las actuaciones que se recogen en el documento, según Bejarano, “no aparecen sólo enumeradas, sino que están proyectadas, presupuestadas, programadas y justificadas” mientras que, por el contrario, según afirma, hay otros planes municipales en la provincia que se limitan a cubrir los mínimos exigidos.
El PVS de Chiclana recoge de forma exhaustiva la realidad de parque de viviendas libres y protegidas del municipio, su mercado inmobiliario, la demanda de vivienda protegida y os recursos con que cuenta el Ayuntamiento para implementar una política de vivienda en el ámbito municipal.

Tras un análisis de la realidad, el documento presenta propuestas concretas en materia de vivienda que, en coordinación con las determinaciones de Plan General de Ordenación Urbana aprobado recientemente, se enumeran, localizan y cuantifican y que dan como resultado un conjunto de actuaciones que abarcan la vivienda protegida, los alojamientos transitorios y otras intervenciones en materia de conservación, mantenimiento y rehabilitación de parque de viviendas.

En dicho plan también se han identificado ámbitos de barriadas vulnerables como la de El Pilar, y se han diagnosticado zonas donde se hacen necesarias actuaciones en materia de regeneración urbana tales como las barriadas de La Longuera, Solagitas, Caja de Ahorros y Recreo San Pedro, así como la eliminación de la infravivienda en 151 inmuebles. Finalmente se concretan intervenciones en 45 parcelas residenciales del patrimonio municipal en suelo urbano consolidado y no consolidado donde se proyecta la construcción de 344 viviendas protegidas.

En el documento se incluyen, además, los programas de vivienda municipales que el Ayuntamiento de Chiclana viene desarrollando desde 2012 para paliar la situación habitacional de las familias más castigadas por la crisis, tales como la ayuda al alquiler, la rehabilitación municipal de viviendas, la ayuda al pago de la hipoteca y a la rehabilitación singular de vivienda. A ello se incluyen dos nuevas iniciativas: las ayudas municipales a la rehabilitación de comunidades y al alquiler de viviendas privadas.

Finalmente, el Plan de Vivienda y Suelo de Chiclana también contempla otros programas y protocolos municipales de ayuda a la población menos favorecida como la intermediación en procedimientos de ejecución hipotecaria o actuaciones dirigidas a facilitar la permuta de viviendas públicas.

Por su parte, el alcalde ha destacado “la importancia del espaldarazo que da la secretaria general de Vivienda a nuestro Plan Municipal de Vivienda, ya que es un documento imprescindible para una ciudad como Chiclana con 43.247 viviendas, de las que 10.500 son segunda residencia y 2.549 son públicas, bien de la Junta o del Ayuntamiento”. “Pero también debemos tener en cuenta que actualmente hay 2.300 demandantes de viviendas, que tienen ingresos bajos”, ha aclarado José María Román, quien ha indicado que, “tras la crisis, es el momento de tener la documentación preparada para dar un nuevo impulso”.

“Debemos trabajar en dos líneas importantes y que se ven reflejadas en el Plan General y en este Plan Municipal de Vivienda. Por un lado, un programa de nueva vivienda, que plantea 2.070 viviendas protegidas públicas, de las que 656 están marcadas en suelo municipal, entre ellas, las 18 viviendas que en los próximos meses verán la luz en La Cucarela. Y, por otro, el programa de rehabilitación de viviendas, teniendo en cuenta que ya este Ayuntamiento destina 450.000 euros anuales para ayuda al alquiler o la hipoteca, así como para rehabilitación de viviendas o de comunidades”, ha resaltado el regidor chiclanero, quien ha añadido que “estos programas se suman a los propios de la Junta de Andalucía”.

Por último, el alcalde ha recordado que “vamos a invertir, de la mano de la Junta de Andalucía y con fondos ITI, un total de 4,7 millones de euros en distintas barriadas entre El Pilar y Fuente Amarga, aunque el total para distintos programas de vivienda es de siete millones, además de otros dos millones de Emsisa, es decir, nueve millones de euros en los próximos tres años”. “Por tanto, se abre un nuevo tiempo en política de Vivienda, en el que podremos dar respuesta a la ciudadanía de forma progresiva. Todo ello gracias al apoyo de la Junta de Andalucía”, ha finalizado.

Compartir con: