publicidad


 

A partir de ahora los inversores interesados podrán solicitar el fraccionamiento a través de la sede electrónica municipal, para su estudio por parte de Tesorería y el Servicio de Planeamiento del área de Urbanismo, que conjuntamente establecerán los términos en los que se concede el fraccionamiento de cada proyecto

La teniente de alcalde de Economía del Ayuntamiento de El Puerto de Santa Maria, Blanca Merino, informa que tras haberse publicado ayer en el BOP, este viernes 19 de febrero entra en vigor la modificación definitiva de la Ordenanza Fiscal General de Gestión, Recaudación e Inspección de los Tributos y Precios Públicos Locales, que contó con la unanimidad de todos los grupos políticos de la Corporación Municipal para su aprobación provisional en el Pleno extraordinario celebrado el pasado 27 de noviembre.

La teniente de alcalde de Economía recuerda que la modificación de la Ordenanza en sus artículos 46.1.1 y el 46.5, que cuenta con los informes favorables de la Tesorería Municipal y del Área de Ordenación y Planificación Urbanística,  permitirá a los inversores, que quieran apostar por desarrollar algún proyecto en la ciudad, que genere riqueza y empleo en El Puerto, fraccionar las cantidades necesarias para financiar la ejecución de los sistemas generales, con el objetivo de que la Administración Local les facilite la ejecución de su actividad y no siga suponiendo un obstáculo en su gestión y viabilidad. 

Cabe destacar que los Sistemas Generales son aquellas Obras de Urbanización de Interés Público y Social en todo Desarrollo Urbanístico, como aportación del inversor. “Nos referimos a importantes aportaciones para la ciudad como colectores, carreteras, zonas verdes, canalizaciones de agua y luz, comunicaciones, espacios libres o parques urbanos. Todos ellos equipamientos públicos al servicio de la población y que suponen infraestructuras básicas del territorio”. Por tanto, señala Merino, todas estas actuaciones suponen un presupuesto gigantesco que proviene de los inversores y que redunda en beneficio de toda la ciudad.

Igualmente, señala la edil de Economía, se resuelve desde el día de hoy gracias a esta modificación un problema importante al que se enfrentaban los inversores a diario y que impedía que muchos de ellos invirtieran en la ciudad y descartaran El Puerto, huyendo a otros municipios colindantes. 

Blanca Merino destaca que la modificación permitirá el fraccionamiento de las cantidades necesarias para ejecutar los sistemas generales, con el propósito de que sean viables económicamente los procesos de urbanización; sobre todo en aquellos casos en los que la envergadura del proyecto sea una cifra muy elevada y que, por tanto, sería inviable para la gran mayoría de los inversores en un único pago. 

Blanca Merino explica que dicho abono tal y como estaba hasta el día de hoy anulaba por completo la viabilidad de la inversión, ya que tenemos que ser conscientes de que los inversores también están sometidos a las restricciones de financiación por parte de las entidades bancarias.

Blanca Merino hace hincapié en que esta ventaja, a partir de ahora es una realidad, que redundará  en el fomento de la actividad inversora en El Puerto y se adapta a la situación económica del momento, es totalmente compatible con los objetivos e intereses municipales, porque permiten ejecutar los sistemas generales necesarios, al mismo tiempo que se vela por los intereses particulares de los inversores de los suelos, a los que se les impone el deber de participar en su financiación, facilitándoles su abono y haciendo viable desde el punto de vista financiero la promoción de los desarrollos urbanísticos. De esta manera, insiste Merino, se acompasan las exigencias en los pagos a los promotores con los tiempos reales en capacidad de ejecución que tiene el propio Ayuntamiento.

A partir de hoy los inversores interesados podrán solicitar el fraccionamiento a través de la sede electrónica municipal, para su estudio por parte de Tesorería y el Servicio de Planeamiento del área de Urbanismo, que conjuntamente establecerán los términos en los que se concede el fraccionamiento de cada proyecto.