El alcalde de El Puerto, Germán Beardo, acompañado de David Molina, propietario y gerente del Grupo Avita Servicios Geriátricos SL, ha visitado las instalaciones de la nueva residencia de Las Banderas que se encuentra en el trayecto final para su apertura, tramitando en este momento con el Ayuntamiento de El Puerto la licencia de primera ocupación para posteriormente solicitar a la Junta de Andalucía, a la Delegación Territorial de Salud y Familias en Cádiz, la necesaria y preceptiva autorización de funcionamiento para iniciar la actividad, que se prevé pueda arrancar a principios de verano.

La residencia se llamará “Sor María Prado” en honor a una de las hermanitas de los pobres, que construyeron este edificio en el año 1982 y en agradecimiento en nombre de todos los portuenses a esta congregación que brindó a la ciudad más de 135 años de dedicación, de entrega y de ayuda, permitiendo que todas aquellas personas mayores que lo necesitaban pudieran encontrar en este edificio, otra familia y un hogar, donde recibían cariño y los mejores cuidados. Además, Sor María Prado era la única hermana de los pobres nacida en El Puerto, con una vocación admirable.

En un recorrido por las distintas dependencias de este nuevo centro para mayores del Grupo Avita, el primer edil de la ciudad ha comprobado in situ que se encuentra completamente equipada a falta de algunos pequeños retoques estéticos que como en todas las obras grandes se aprovechan estos últimos días para que todo esté perfecto para abrir sus puertas a los primeros usuarios, cuya llegada será obviamente escalonada al igual que la contratación de personal que se ejecutará como es lógico a medida que se vaya necesitando su refuerzo y vayan llegando los residentes.

El centro que cuenta con más de 10.000 metros cuadrados incluyendo los jardines, ya está totalmente adaptado para que la estancia de los residentes sea óptima. La obra ha sido de envergadura superando la previsión de la inversión inicial que se fijaba en unos cinco millones de euros, en una apuesta permanente por proveedores y trabajadores de la zona.

En este momento se está finalizando la puesta a punto del jardín del antiguo asilode las Hermanas de los Pobres, que será uno de los lugares que más enriquezcan la estancia de los mayores, recuperando la actividad en este enclave emblemático de la ciudad, cuya reforma integral hará que el edificio retome sus orígenes con una residencia con 180 habitaciones, de las que 120 son individuales; todas ellas accesibles, modernas y que cuentan con un equipamiento tecnológico de vanguardia para todos los usuarios que contarán además con una amplia cartera de servicios como fisioterapia, psicología, terapia ocupacional, servicio médico, enfermería 24 horas o servicio de peluquería, entre otros. La Residencia también cuenta con tres salones y dos comedores, la capilla y el salón de actos que se conservan incluyendo importantes mejoras que modernizarán ambas estancias que incluirán nueva climatización.

Cabe destacar que a pesar de que las previsiones originales apuntaban el primer trimestre de este año para la colmatación de la obra, las fechas se han visto sensiblemente alteradas por la pandemia, los parones, la subida de precios en los materiales de construcción y la huelga de transporte por el alto coste de los hidrocarburos, entre otros factores como distintas mejoras que se han ejecutado sobre el proyecto original como por ejemplo la instalación de placas solares, en una mayor apuesta por la sostenibilidad; que en el proyecto de reforma se ha cuidado al máximo tanto a nivel urbanístico como para conseguir una alta eficiencia energética, velando siempre por la comodidad máxima de los futuros residentes; cumpliendo sobradamente las actuales normativas de todos los centros de cuidados geriátricos.

El alcalde de El Puerto, Germán Beardo, recuerda que la recuperación de este espacio portuense que se llenará en unas semanas de nuevo de actividad y de vida será un nuevo revulsivo para el avance de la ciudad y la provincia, no sólo generando riqueza y empleo sino también ofreciendo un servicio sociosanitario de máxima calidad.

Germán Beardo subraya la importancia de la reapertura de este centro no sólo para El Puerto sino para toda la Bahía, ya que garantiza la continuidad de este servicio, adaptado gracias al Grupo Avita a los nuevos tiempos cada vez más exigentes y donde la prioridad es la calidad asistencial del usuario cubriendo una necesidad social esencial.

El Grupo Avita es una empresa andaluza que está especializada en cuidados geriátricos y se dedica a la atención de personas mayores en Centros Residenciales y Unidades de Estancias Diurnas. Por tanto, su experiencia en el sector socio sanitario y su trayectoria son los mejores avales para esta nueva residencia que en cuanto tengan las licencias pertinentes inaugurarán este espacio, que en un futuro podría contar con casi un centenar de trabajadores en plantilla y a jornada completa cuando la residencia esté llena.

Desde el Grupo Avita se quiere puntualizar que la entrada de personal se formalizará poco a poco, en función de los usuarios que vayan llegando a la residencia y que, por tanto, abrirán en junio un espacio en su página https://www.avita.es/trabaja un espacio donde tras rellenar los datos principales podrán elegir la residencia El Puerto para que las personas interesadas puedan enviar sus currículums realizando así una bolsa de personal seleccionado que se irá convocando a medida que se necesiten incorporaciones para atender a los residentes que vayan llegando, con el compromiso de priorizar los trabajadores portuenses.