El Ayuntamiento destaca que el importante número de usuarios de la OMIC en San Fernando refleja la confianza que la ciudadanía tiene en este servicio municipal, e informa de cambios en la normativa que obliga a contar con un nuevo modelo de hojas de reclamaciones

publicidad


La Oficina Municipal del Consumidor (OMIC) cerró el pasado año 2019 con un considerable número de 5.248 consultas y reclamaciones realizadas a lo largo del ejercicio por los consumidores y consumidoras en este servicio municipal. En concreto, la cifra de consultas atendidas fue de un total de 4.171; en cuanto al número de reclamaciones tramitadas, la cifra se situó en 1.077.

La estadística anual elaborada por este servicio municipal refleja que los seis sectores que más consultas y reclamaciones recibieron a lo largo del pasado año fueron el de las telecomunicaciones, suministro eléctrico, bancos, seguros, transportes y medicina/sanidad privada, aunque en muy distinto porcentaje. Y es que sin lugar a dudas el sector de las Telecomunicaciones (telefonía fija, móvil e internet), como viene siendo habitual en los últimos años, encabezó tanto el apartado de las consultas realizadas -con un total de 2.316 consultas- como el apartado de las reclamaciones -con un total de 741 de los expedientes-.

El hecho de que el sector de las Telecomunicaciones haya supuesto más de la mitad del número total de consultas y reclamaciones tramitadas -un 55,52% de consultas atendidas y un 68,80% de las reclamaciones tramitadas- se debió principalmente al malestar de los consumidores por el incumplimiento de las ofertas comerciales y a las dificultades para causar baja en los servicios de telefonía.

El segundo lugar, en ambos casos, es decir, tanto en consultas como en reclamaciones se situó también el mismo sector, el suministro eléctrico. En el caso de las consultas fueron 247 (5,92%) y 54 reclamaciones tramitadas (5%). 

La tercera posición la ocupa el sector de los seguros en ambos apartados. Así, hubo 164 consultas por este motivo durante el pasado año (3,9% del tota) y 34 reclamaciones tramitadas (3,1%).

La medicina y sanidad privada ocupan el cuarto lugar en el número de consultas con un total de 124 (2,97%), seguidas de las de los sectores de la banca y el de los vehículos que coinciden con 122 (un 2,92%) y del de los artículos del hogar con 108 peticiones de información (un 2,59%).

En el caso de los expedientes tramitados, el cuarto puesto lo ocupan el sector de la banca y el de los vehículos con 24 reclamaciones cada uno (2,23%), seguido del sector de la medicina y sanidad privada con 23 (un 3,99%).

Nueva normativa desde finales de año

El concejal de Presidencia, Conrado Rodríguez, ha valorado el importante número de isleños e isleñas que sigue haciendo uso de la OMIC solicitando consultas y presentando reclamaciones, en línea con la tendencia de los últimos años. A su juicio, estos datos reflejan la confianza de los consumidores en el buen hacer de este servicio municipal. Por este motivo, el edil ha querido agradecer al personal del Ayuntamiento adscrito a este servicio el trabajo que desempeñan tanto en la atención a la ciudadanía como la profesionalidad a la hora de buscar soluciones a los problemas relacionados con el consumo.

Rodríguez también ha recordado el cambio en la normativa que regula las hojas de reclamaciones y su tramitación, y que ha entrado en vigor el pasado 4 de diciembre con el objetivo de mejorar aún más esta prestación a la ciudadanía. 

El nuevo decreto que ya se aplica en la OMIC corrige la confusión que había al existir diversos mecanismos administrativos de reclamación, y aplica un nuevo modelo de hojas de quejas y reclamaciones que es más sencillo y fácil de rellenar, al tiempo que establece la obligación a las empresas de dar una respuesta más completa, útil y detallada a los consumidores, lo que permitirá que muchos de los conflictos se solucionen entre las partes sin necesidad de dar cuenta a la Administración.

Y es que, con la nueva regulación, la empresa reclamada deberá responder por escrito en el plazo máximo de 10 días desde el mismo de la presentación de la reclamación y tendrá que ofrecer una respuesta más amplia, proponiendo una solución al conflicto en caso de que la haya o justificando que no la ofrezca. Además, deberá pronunciarse expresamente sobre si acepta o rechaza la mediación o el arbitraje de consumo, e informar a la persona consumidora sobre si está adherida o acepta someterse a una entidad de resolución alternativa de litigios de consumo.

La OMIC, en esta nueva etapa, facilitará información y asesoramiento para la tramitación de este tipo de reclamaciones sectoriales y se tramitarán, según el procedimiento establecido en la citada norma, aquellas de carácter general.

En este sentido, el concejal de Presidencia ha hecho un llamamiento al sector comercial de la ciudad al objeto de que obtengan el nuevo modelo de hojas de reclamaciones y de esta forma se eviten situaciones conflictivas o confusas con los consumidores y consumidoras.