El Partido Popular lamenta que “el alcalde, José María Román ataque la economía local al asfixiar a las empresas y autónomos proveedores del Ayuntamiento de Chiclana, a los que paga a 233 días, según el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA”, relativo al primer semestre de 2018.

La secretaria general del PP, Ana Domínguez, destaca que “el municipio de Chiclana es el cuarto que peor paga en Andalucía, por detrás de Jaén, Jerez y Algeciras, con 589, 322 y 309 días, respectivamente”. Cabe destacar que, en el lado opuesto, se encuentran Málaga, El Ejido y Roquetas de Mar, que abonan sus facturas en 29, 30 y 31 días, respectivamente.

“Román y el PSOE, lejos de cumplir con la Directiva Europea sobre la Morosidad, está usando a las empresas y autónomos proveedores del Consistorio como un banco, para tener liquidez con la que gastar en sus caprichos”, afirma Domínguez.

Tal afirmación, queda corroborada, según apunta, en que “mientras en el primer trimestre de 2018 la morosidad alcanzaba los 201 días, según datos del Ministerio de Hacienda, en tan sólo un trimestre la demora ha aumentado en más de un mes, hasta situarse en los 233 días, un cifra muy lejana de los 25 días en los que pagó el PP en su última etapa en la Alcaldía de Chiclana”.

La política del Partido Popular subraya que “parece mentira que mientras las empresas lo pasan mal, con lo que ello implica para la economía local y los puestos de trabajo y los ingresos de muchas familias, el Partido Socialista y José María Román lleven a gala su morosidad y presuman de tener superávit”.

PSOE sinónimo de morosidad

En esta línea, el Partido Popular destaca que “la morosidad va ligada al PSOE, partido que ha demostrado que es incapaz de gestionar los recursos públicos y que se limita a gastarse sin contemplación el dinero de los contribuyentes, tal y como muestra el hecho de que la Diputación de Cádiz, gobernada también por los socialistas, sea la más morosa de Andalucía”. Los datos de ATA señalan que paga a 114 días, cuando la media es de 47 días.

Ana Domínguez manifiesta que “Román y el PSOE están demostrando que no son de fiar, pues a la falta de transparencia que caracteriza su gestión, se une el despilfarro y la morosidad en la gestión. Están arruinando el Ayuntamiento, mientras asfixian a las empresas y autónomos y condenan a las familias chiclaneras, con la subida de impuestos como el Impuesto de Bienes Inmuebles, la basura y el agua, entre otros”.

Asimismo, indica que “mientras la ciudad sufre una notable falta de infraestructuras, con servicios decadentes y un mantenimiento del municipio que brilla por su ausencia, tenemos a un gobierno local que sólo piensa en recaudar, como con la puesta en marcha de radares en las carreteras de la costa. ¿Cómo se explica que subiendo impuestos y aplicando medidas recaudatorias no pague a las empresas proveedoras?”.

Viabilidad de empresas

Ana Domínguez resalta que “el gobierno local de PSOE y Ganemos esté jugando con la viabilidad de muchas empresas, que han pasado de cobrar a 25 días en nuestra última etapa a tener que esperar más de siete meses para cobrar sus facturas”.

Igualmente, reseña que “en una ciudad como Chiclana, que está entre las ciudades españolas con mayor tasa de paro de España, según el Instituto Nacional de Estadística, no puede consentirse que el Ayuntamiento, por culpa de su alcalde, José María Román, sea un enemigo para la generación de empleo y actividad económica”.

El Partido Popular reclama al gobierno que encabeza el PSOE que “deje de derrochar en gastos superfluos y cumpla con los pagos, porque no entendemos que el alcalde, que demuestra que no es de fiar, se plantee tener superávit mientras coloca al Ayuntamiento en una situación crítica”.