publicidad


La Policía Local de Chiclana ha abierto diligencias contra una mujer por un presunto delito de abandono de menor. Este trámite se ha producido después de que el pasado 30 de mayo, sobre las 13,35 horas, se recibiera un requerimiento del titular de un comercio de la zona de Urbisur, alertando que había descubierto a una mujer intentando sustraer objetos de la tienda y que al requerirla había salido huyendo, abandonado en el lugar a una menor.

Una vez desplazados al lugar, los agentes de la Policía Local fueron informados por el dueño del comercio, quien manifestó que sorprendió a la mujer intentando sustraer objetos de la tienda. Según sus manifestaciones, la investigada ya había estado anteriormente en la tienda. Por las cámaras de seguridad, habían descubierto que anteriormente había sustraído también objetos de la tienda, por lo que al verla entrar estaban pendientes de sus movimientos. La mujer portaba un bolso en el que , según la denuncia, introducía los objetos. Tras requerirla para que mostrara su interior, la misma se negó y salió huyendo del lugar con el bolso y los objetos sustraídos. Una vez fuera del comercio, se montó en un vehículo y salió huyendo del lugar, donde dejó abandonada a una niña, que quedó al cuidado de una empleada de la tienda.

Ante tales hechos, la Policía Local trasladó a la menor a las dependencias policiales, donde se hicieron las gestiones necesarias para la localización de la madre, la cual compareció poco después. R.M.S., de 31 años, fue informada de la apertura de diligencias por un presunto delito de abandono de menor.

Delitos contra la seguridad vial

Por otro lado, la Policía Local ha actuado durante los últimos días por diferentes delitos contra la seguridad vial. La primera de las actuaciones tuvo lugar sobre las 20,00 horas del día 29, durante la realización de un control preventivo en la Avenida de la Diputación. Los policías locales intervinientes observaron cómo por la citada avenida, con dirección a la zona de costa, circulaba un turismo, ocupado por su conductor, una mujer adulta como acompañante en la parte delantera y una niña en la parte trasera, con la circunstancia de que el conductor no llevaba el cinturón de seguridad, por lo que procedieron a darle el alto. Según el informe policial, el conductor, al advertir la orden, aceleró bruscamente, dándose a la fuga, lo que motivó que tuviese que ser perseguido por un patrullero con los dispositivos luminosos y acústicos de urgencia activados. El conductor, que conducía a una velocidad extremadamente peligrosa dada las circunstancias de la vía, consiguió finalmente eludir la persecución policial.

No obstante, tras gestiones realizadas para la identificación del titular del vehículo, y ser requerido para que se personara en la Jefatura de la Policía Local, el mismo compareció y reconoció los hechos, así como que carecía del seguro obligatorio, por lo que A.M.V., de 29 años, fue imputado no detenido como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial y desobediencia grave.

También el mismo día, durante el transcurso de un control preventivo de alcoholemia en la carretera del Molino Viejo, se dio de forma aleatoria el alto al conductor de una motocicleta. Cuando se procedía a su identificación, los agentes apreciaron en éste claros síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas, por lo que tras ser informado de sus derechos y obligaciones fue sometido a las pruebas de detección alcohólica. Las mismas dieron un resultado de positivo penal, por lo que J.M.R.A., de 34 años, fue detenido como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial.

Ya el día 30, sobre las 16,20 horas, cuando una patrulla de la Policía Local realizaba servicio de vigilancia por la Avenida de los Campesinos, observaron al conductor de un ciclomotor circulando por la Cañada de los Barrancos con dirección hacia la Avenida del Fontanal, haciéndolo a una sola rueda (realizando ‘el caballito’) y sin portar casco de protección obligatorio, por lo que se procedió a darle el alto. Durante su identificación, el conductor manifestó que no poseía ningún tipo de permiso de conducir, hecho que fue constatado a través del Registro de Conductores de la Dirección General de Tráfico (DGT), por lo que se procedió a la detención de C.A.M., de 22 años, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial.

Asimismo, sobre la misma hora y en el mismo entorno, los agentes observaron un  ciclomotor que circulaba con dos ocupantes a una velocidad inadecuada para la vía, girando su conductor, sin frenar, hacia la Avenida del Fontanal. Durante la identificación, el conductor, J.C.G.M.,  les manifestó que no poseía ningún tipo de permiso de conducir, hecho que constataron a través del Registro de Conductores de la Dirección General de Tráfico (DGT), por lo que procedieron a su detención, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. La persona que circulaba de pasajero en el ciclomotor, propietario del mismo, reconoció saber que el conductor carecía de cualquier autorización administrativa para conducir, por lo que fue imputado por el mismo delito como cooperador necesario.