Redacción | Conil.- La Policía Local de Conil en diferentes intervenciones ha decomisado por una parte 15 cajas de dulces y en otras dos intervenciones 70  kilogramos de pescado.

Los dulces decomisados que suponían un total de 190 piezas  fueron intervenidos a tres vendedores ambulantes en la playa de Los Bateles por ejercer la actividad sin licencia y constituir un riesgo sanitario.


Los vendedores fueron identificados y denunciados. Además de por carecer de licencia municipal para esta actividad, la intervención cautelar de los dulces se realizó por constituir un riesgo sanitario, carecer del preceptivo registro sanitario y estar prohibida su venta.

En otras dos actuaciones, la Policía Local, intervino un total de 70 kg. de pescado (boquerones) a dos vendedores ambulantes que ejercían por separado  la ilícita actividad por diferentes calles del municipio.

En este sentido, el concejal responsable de Seguridad, Manuel V. Alba subrayó que la venta ambulante está expresamente prohibida. Por este motivo, se procedió a la intervención cautelar de la mercancía, levantando las correspondientes actas para su posterior análisis por parte de los servicios sanitarios, que dictaminaron el destino de la misma, que no fue otro que su destrucción por riesgo sanitario.

Alba  insistió en el alto riesgo que puede suponer el consumo de este tipo de productos para los que se exigen unas condiciones de transporte y conservación muy rigurosas, que en este caso no han existido

El concejal ha querido dejar muy claro que la defensa del derecho a la protección y la salud de los consumidores es una de las prioridades de la Policía Local, por lo que se extremará durante este verano la vigilancia.

 

Compartir con: