La Policía Local de Chiclana ha detenido este fin de semana a dos personas como presuntos responsable de delitos contra la seguridad vial.

El primero de los hechos se produjo sobre las cuatro horas del domingo, mientras varios agentes llevaban a cabo un control preventivo de alcoholemia y documentación en una de las principales avenidas de la ciudad. Durante el mismo, se paró aleatoriamente a un vehículo. Puestos al habla con su conductor, para informarle de los motivos del control, los agentes observaron que presentaba fuerte olor a alcohol, así como pérdida del equilibrio al apearse del coche. Una vez informado de los derechos y obligaciones que le asisten, se procedió a realizar las pruebas de detección alcohólica, resultando éstas positivas. Como consecuencia de lo anterior, se procedió a la detención de G.S.R., de 32 años, vecino de Puerto Real, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Al detenido le constaban antecedentes por el mismo motivo.

Asimismo, durante el desarrollo de dicho control, los agentes observaron que un vehículo se detuvo a unos sesenta metros del mismo, sobre el arcén, bajándose su conductor e introduciéndose rápidamente en la parte trasera. Los policías se acercaron hasta el turismo para preguntar por los motivos de dicha maniobra, reconociendo que era el conductor y que había actuado de esa forma porque tenía el permiso de conducir intervenido judicialmente. En este momento, se le apreciaron síntomas de encontrarse bajo los efectos del alcohol, por lo que, una vez informado, se procedió a realizar el alcohotest, dando resultado positivo. Al no presentar permiso de conducir, se consultó la base de datos de la Dirección General de Tráfico, donde le constaban dos incidencias: por un lado, una pérdida de vigencia de seis meses y, por otro, una suspensión temporal por sentencia judicial firme, aún en vigor. Finalmente se procedió a la detención de C. R. G., de 22 años, con domicilio en la ciudad, como responsable de dos presuntos delitos contra la seguridad vial.