publicidad


Agentes de la Policía Local han detenido a una joven de 25 años de edad y vecina de Sevilla al abofetear a un agente cuando iba a ser trasladada a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía para ser identificada. La arrestada se encontraba con un grupo de jóvenes en la Punta de San Felipe que se estaba abalanzando y agredía a los conductores de los vehículos que circulaban por la zona.

A las 17:30 horas de este domingo los agentes de la Policía Local han recibido una llamada en la Sala del 092 comunicando que había un grupo de jóvenes en la Punta de San Felipe que se estaba abalanzando y agredía a los conductores de los vehículos que circulaban por la zona.

publicidad


Así, una patrulla de Policía Local se dirigió al lugar, donde fue requerida por el conductor de un ciclomotor y otro de un turismo, que le informaron de que unos jóvenes que estaban consumiendo bebidas en la zona les habían tirado una piedra y se habían abalanzado sobre los vehículos.

Los agentes comprobaron la existencia de un grupo de jóvenes que se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas. Cuando los policías locales solicitaron a los jóvenes que se identificaran, algunos declararon que no tenían documento identificativo alguno encima, y que “pasaban de la Policía”.

Vista la actitud de los jóvenes, los policías locales solicitaron el apoyo de otras dotaciones policiales y procedieron a identificar a algunos de los jóvenes. Al solicitársela a una mujer de 25  años y vecina de Sevilla, ésta manifestó a los agentes que no la portaba encima y que no le importaba la Policía, todo ello con una actitud despectiva.

En este punto, los agentes procedieron a informarle de que debía identificarse y de las consecuencias que tenía no hacerlo, pese a lo cual la joven se negó a ello.  Ante esto, los agentes decidieron  trasladarla a dependencias del Cuerpo Nacional de Policía para identificarla.

Fue justo en ese momento en el que entre, entre insultos, se negó a ello llegando a abofetear a un agente, motivo por el cual se procedió a su detención por un presunto delito de atentado contra agente de la autoridad.