publicidad


Las sanciones han sido interpuestas desde la entrada en vigor de la obligatoriedad del uso de mascarilla el pasado miércoles 15 de julio

La Policía Local de Chiclana ha interpuesto un total de 114 denuncias por no hacer uso de la mascarilla y no aportar la documentación que lo justificase, desde que se pusiera en marcha esta medida obligatoria en Andalucía el pasado miércoles 15 de julio a las 00.00 horas. En este sentido, el delegado municipal de Policía Local, José Manuel Vera, recuerda que, “una vez publicada en el BOJA la Orden de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, desde el pasado miércoles  es obligatorio el uso de la mascarilla en la vía pública en nuestra comunidad autónoma, salvado excepciones como el ejercicio de deporte individual al aire libre o en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de la actividad, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias”. 

Así, hay que recordar que la sanción por no cumplir la normativa en relación asciende a un total de 100 euros. “Más allá de la multa por no llevar mascarilla, lo importante es que la ciudadanía se conciencie de la importancia de mantener la distancia de seguridad y de protegerse, con el objetivo de evitar nuevos contagios, cuestión que, al menos en el caso de Chiclana, prácticamente se está manteniendo desde la llegada de la nueva normalidad”, expresa José Manuel Vera, quien aclara que “lo importante en estos momentos es tratar de seguir a rajatabla lo que las autoridades sanitarias nos indica y así evitar nuevos brotes”.

“Desde el primer momento, el Ayuntamiento de Chiclana está trabajando concienzudamente para evitar que el virus afecte al mayor número de personas posibles, por lo que hemos puesto en marcha distintas campañas de concienciación, sobre todo, con la llegada de la temporada estival”, recuerda el delegado de Policía Local y Protección Civil, quien resalta la campaña informativa en medios de comunicación, así como a través de cartelería en establecimientos hosteleros, empresas y comercios de Chiclana o el reparto de folletos por parte de las personas voluntarias de Protección Civil. “Aunque la preocupación pueda centrarse en las playas durante la temporada estival, estamos siendo muy insistentes entre la población en general y en los comercios, bares y restaurantes, con el objetivo de hacer de Chiclana un destino seguro”, insiste Vera, quien reclama a la ciudadanía “responsabilidad” a la hora de afrontar esta pandemia.