El teniente de alcalde delegado de Seguridad y Movilidad Ángel González informa que la Policia Local de El Puerto colaborará con la Dirección General de Tráfico tras la adhesión del Ayuntamiento a la nueva campaña de control dirigida al Transporte Escolar que tendrá lugar entre el 30 de noviembre y el 4 de diciembre de este año 2015.

Durante estos días se realizarán inspecciones en carreteras convencionales y vías urbanas con  el objetivo de verificar documentos  y comprobar las condiciones técnicas y los elementos de seguridad de los vehículos tales como los cinturones y los sistemas de retención.  La campaña también pondrá especial atención a los conductores, a los que se les requerirá el permiso de conducción, comprobándose además el cumplimiento de los tiempos establecidos para el descanso.

publicidad


Cabe destacar que desde el curso escolar 2007-2008, todos los vehículos dedicados al transporte escolar deben cumplir los requisitos que se recogen en el RD 443/2001 de 27 de abril sobre condiciones de seguridad en el transporte escolar y de menores. En él se establecen diversos requisitos como la obligatoriedad de que los menores vayan acompañados en el autobús por una persona debidamente cualificada. El 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo o en los instantes inmediatos y en muchos casos se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los acompañantes.

Por otra parte más del 60% de los cerca de 17.000 autobuses que realizan servicios de transporte escolar llevan instalados cinturones de seguridad por lo que se prestará especial atención a la utilización de los mismos y los sistemas de retención, ya que en caso de accidente, nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivos.

Desde la DGT entienden que la importancia del transporte escolar en zona urbana, fundamentalmente en determinados lugares donde existe mayor concentración de colegios, hace que  la  participación de todos los ayuntamientos en esta campaña tenga una relevancia extraordinaria, teniendo en cuenta que está comprobado que a 50 kilómetros/hora, velocidad máxima permitida en vías urbanas, las posibilidades de que un niño sobreviva sin ninguna medida de seguridad es prácticamente nula y que, ni siquiera a poca velocidad se garantiza su supervivencia.