Agentes de la Policía Nacional integrantes  una patrulla de los Grupos de Atención al Ciudadano interceptaron a las 06:00 horas de la madrugada del pasado sábado 29 de agosto un turismo circulando de forma temeraria a elevada velocidad y ocupando el carril de circulación contrario al sentido de la marcha en la Avenida de México en Jerez de la Frontera por lo que se procedió a detener a su conductor, el cual dio positivo en control de alcohol en sangre.

Los agentes del citado grupo de la Brigada de Seguridad Ciudadana cuando  realizaban una ronda rutinaria de seguridad por la zona de bares de copas de la Avenida de México observaron  como un vehículo tipo turismo de alta gama transitaba haciendo eses al tiempo que ocupaba completamente el carril en sentido contrario a la circulación en la concurrida avenida por lo que inmediatamente se incorporaron a la vía con la intención de poder interceptarlo antes de que produjera algún accidente o una colisión frontal con algún otro conductor que circulara en esos momentos por la zona.

Los agentes pudieron interceptar al conductor antes de que produjera un choque frontal con otro vehículo

Los agentes dieron alcance al turismo inmovilizándolo con el coche patrulla en un lateral de la vía. El conductor presentaba síntomas evidentes de estar bajo los efectos de la ingesta excesiva de alcohol, tales como el rostro congestionado y la mirada enrojecida a la vez que manifestaba ideas incoherentes y groserías, llegando incluso a resistirse a abandonar el vehículo y manteniendo una postura agresiva y desafiante ante los policías.

Debido a estos hechos los policías nacionales procedieron al traslado del sujeto en calidad de detenido como presunto autor de un delito de conducción temeraria hasta las dependencias de la Jefatura de la Policía Local de Jerez donde fue sometido al test de determinación de impregnación alcohólica cuyo resultado fue positivo, prácticamente cuadriplicando la tasa permitida de alcohol en sangre por lo que se procedió a imputarle un delito de conducción bajo los efectos del alcohol. El detenido quedó ingresado en la zona de calabozos de las dependencias de la Policía Local y el turismo fue retirado y trasladado hasta el Depósito Municipal de Vehículos.

La intervención ha sido desarrollada por agentes integrantes del Grupo de Atención al Ciudadano GAC (radio patrullas) de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la frontera (Cádiz).