publicidad


policiaAgentes de la Policía Nacional han detenido el pasado 31 de agosto a dos personas cuando se encontraban forzando con varias palanquetas metálicas la puerta de acceso de una vivienda ubicada  en un bloque de viviendas de una barriada del distrito sur de Jerez de la Frontera (Cádiz). Varios familiares de los arrestados se congregaron junto al edificio afectado donde increparon a los agentes con la intención de dificultar el traslado de los detenidos.

Los hechos ocurrieron  a primera hora de la tarde del lunes, 31 de agosto, en una barriada del distrito sur de Jerez, después de ser informados de un posible intento de robo en un bloque de viviendas de la zona. Un indicativo de los Grupos de Atención al Ciudadano (radiopatrullas) se desplazó hasta el lugar accediendo los agentes al edificio donde descubrieron en el rellano del quinto piso a dos varones que trataban de forzar la puerta del acceso a uno de los pisos utilizando varias palanquetas metálicas de gran tamaño.

Los agentes conminaron a los varones a que dejaran los objetos en el suelo y procedieron a su detención como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa. Los policías comprobaron cómo la puerta de acceso a la vivienda había sufrido graves desperfectos y estaba a punto de ser forzada por los arrestados.

Una vez que los policías descendían junto con los detenidos hacia el exterior del bloque comprobaron que se congregaban junto al  vehículo policial varios individuos que comenzaron a increpar e insultar a los agentes, a la vez que trataban de arengar al resto de vecinos que ya se habían congregado en la zona para que trataran de impedir el arresto de ambos varones.

Graves amenazas contra los agentes

Los agentes solicitaron la presencia de otras patrullas para reforzar y asegurar el lugar. Un hombre que circulaba junto a una mujer en una motocicleta en una actitud hostil y agresiva, amenazó a los agentes  cuando  introducían a los detenidos en el coche patrulla, por lo que varios policías se dirigieron hacia él para que cesara en sus acciones y proceder a su identificación.

En esos momentos el hombre que conducía la motocicleta desoyó las órdenes de los agentes y emprendió la huida a gran velocidad junto con la mujer que llevaba de pasajero, la cual circulaba sin el casco de protección obligatorio.

Dos vehículos patrulla comenzaron la persecución de la motocicleta, que circuló por encima de varias zonas de acerado poniendo en peligro a los viandantes y superó sin detenerse varios semáforos en rojo, entre ellos el de la confluencia de las calles Beato Diego de Cádiz esquina con calle Gabriel Guerra, donde obligó al conductor de un turismo que tenía la preferencia a frenar en seco para evitar la colisión. Finalmente el vehículo fue interceptado por los agentes junto al portal de un edificio de la misma barriada. Al verse cercado por los policías el varón optó por soltar la motocicleta y salir huyendo a la carrera, dejando atrás a la mujer que le acompañaba para internarse en una vivienda ubicada en el edificio colindante.

La mujer fue identificada por los agentes, así como la identidad del hombre, cuya documentación portaba la mujer. El fugado continuó con los  insultos y amenazas e intentó soliviantar a los vecinos en contra de la actuación policial desde una de las ventanas de la vivienda donde se había refugiado, que a la postre ha resultado ser también su vivienda habitual. Ambas personas han sido imputadas en base a las acciones que llevaron a cabo, tanto por delitos de amenazas y atentado contra la autoridad, como por delitos e infracciones contra la seguridad vial.

Los detenidos fueron trasladados hasta la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez donde ingresaron en calabozos hasta que fueron puestos a disposición judicial en la mañana de ayer martes, 1 de septiembre.

Las detenciones han sido practicadas por agentes integrantes del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC) con la ayuda de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción), ambas unidades dependientes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez.