Agentes de la Policía Nacional han intervenido tres toneladas de hachís en una “guardería” del Campo de Gibraltar (Cádiz). Una vez desembarcada la droga en la costa los narcotraficantes transportaban los fardos de hachís en vehículos todoterreno hasta la vivienda, ubicada en una urbanización colindante con el río Guadarranque. En la operación han sido detenidas tres personas que custodiaban el estupefaciente armados con una escopeta y una pistola. Los arrestados, presuntamente dedicados al transporte, guarda y custodia de grandes cantidades de sustancia estupefaciente proveniente de Marruecos, han ingresado en prisión por orden judicial.


Los arrestados custodiaban la droga con una escopeta y una pistola

La investigación se inició en el mes de abril en torno a un domicilio sito en una zona residencial ubicada en la avenida de las Golondrinas, adyacente al rio Guadarranque, en el término municipal Los Barrios (Cádiz). Esta zona había sido utilizada por narcotraficantes que habían construido narcoembarcaderos que daban acceso directo desde las viviendas hasta el río, a poca distancia de la Bahía de Algeciras. Las primeras pesquisas se centraron en descubrir la identidad de varias personas que transitaban constantemente por la zona, tanto en vehículos como en pequeñas embarcaciones, adoptando numerosas medidas de seguridad.

Los narcotraficantes, una vez producido el desembarco de la sustancia estupefaciente en las costas cercanas y recogido por los vehículos todoterreno, previamente sustraídos y preparados ad hoc para el cargamento de la sustancia ilícita, se dirigían hasta la “guardería”, como se conoce en el argot el lugar donde es guardado y custodiado el estupefaciente.

Tras comprobar cómo la organización desarticulada había llevado a cabo un alijo con una gran cantidad de fardos se organizó un operativo para intervenir en el citado domicilio. Para ello se estableció un dispositivo de vigilancia con la finalidad de practicar el registro en el inmueble, así como la detención de los investigados y la incautación de la droga.

La particular orografía del terreno así como la cercanía con el cauce del río Guadarranque, dificultaba el desarrollo de la operación. Por todo ello, se procedió a rodear la vivienda, por mar y tierra. Varios agentes utilizaron una embarcación neumática para navegar por el río y asegurar la zona del narcoembarcadero. Mientras, otros policías se ubicaron en diferentes puntos estratégicos para el asalto a la vivienda.

Así, una vez en la vivienda se localizó y detuvo en su interior a los tres investigados, los cuales estaban armados con una pistola y una escopeta con el número de serie manipulado. Las armas intervenidas estaban municionadas y preparadas para ser utilizadas. En el registro los investigadores se han incautado de 3.000 kilos de hachís.

La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

 

Compartir con: