suvipuertoLa presidenta de Suvipuerto en funciones del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, Mariola Tocino, quiere aclararle al delegado territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio en Cádiz, Manuel González Piñero, que quizá sea él el que desconozca la tramitación para la adjudicación de las viviendas de Santa Clara. Por supuesto, señala Mariola, probablemente “porque es un trabajo arduo que se lleva ejecutando desde hace mucho tiempo y el señor González acaba de incorporarse como delegado en este área”.

De ahí que Mariola Tocino le pide cautela, ya que “ha puesto en entredicho el trabajo realizado por la empresa municipal de Vivienda, afirmando que lo ha hecho mal”.

La edil en funciones se reafirma en su comunicado de este fin de semana donde explicaba que el Ayuntamiento había entregado la pasada semana la documentación pertinente; realizando el trabajo encomendado por la Comisión de Seguimiento.

También, señala  Tocino, desde Suvipuerto se han remitido a AVRA, a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía,  13 certificados que demuestran que los adjudicatarios se encuentran inscritos en el Registro Municipal de Demandantes de Vivienda.

De hecho, reseña la edil en funciones, en Suvipuerto en este momento tienen otros 3 expedientes más preparados para firma y entrega y trabajan sobre otros 4, pendientes por cuestiones personales de los demandantes. Lo que hace un total de 20.

Mariola Tocino indica que se podrían emitir los certificados tal cual están registrados en el RMD (Registro Municipal de Demandantes), pero se ha hecho un sobreesfuerzo por parte de los técnicos de Suvipuerto y de AVRA de depuración y actualización de las fichas de los usuarios; con el objetivo precisamente de entregarles los certificados totalmente acordes a  las situaciones actuales de las Unidades Familiares.

Evitando así, destaca la edil en funciones, que no se encuentren luego en Delegación con problemas para los visados, por no coincidir datos contractuales con datos del certificado del Registro Municipal de Demandantes.

Una labor que insiste Mariola Tocino en explicarle al delegado territorial de Vivienda que han ejecutado los técnicos de Suvipuerto, para facilitarle el trabajo a la Administración Autonómica y evitar que se dilaten más los tiempos de entrega de las viviendas de Santa Clara.

En otro orden de cosas, explica la presidenta en funciones de Suvipuerto, a la Delegación se comunicó -en virtud de la excepcionalidad prevista en OMVRMD artículo 6.2.- que los realojados serían 16, tal y como se recoge en la Ordenanza Municipal de Vivienda.

Así que una vez comunicado por el Ayuntamiento de El Puerto, que sí lo ha hecho, recuerda al señor González Piñero, por si desconoce el protocolo a seguir, la Junta de Andalucía ya puede directamente adjudicar las viviendas y formalizar los contratos.

En definitiva, por parte de Suvipuerto queda pendiente remitir los 3 expedientes que ya están listos y los otros cuatro que se están finiquitando, tal y como se acordó en la última Comisión de Seguimiento celebrada el pasado 4 de marzo. El resto de expedientes hasta los 42 en los que insiste el delegado territorial de Vivienda son los realojos de la Junta de Andalucía desde la Barriada de José Antonio.

Mariola Tocino señala que le han entristecido mucho las afirmaciones del delegado de Vivienda, ya que el Ayuntamiento de El Puerto ha mostrado una colaboración palpable, incluso más de lo comprometido y de lo que marcan sus competencias.

Igualmente la teniente de alcalde de Bienestar Social en funciones insiste en confirmar que haciendo un ejercicio de responsabilidad absoluta llevó a Pleno la modificación de la Ordenanza de Ayudas para dar prioridad al pago de viviendas públicas, plasmando esta nueva realidad.

Por último, reitera Mariola Tocino, su agradecimiento a todo el personal de Suvipuerto y de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de El Puerto implicado en este proyecto por su labor y su compromiso; fruto de un arduo trabajo que llevan desempeñando desde hace mucho tiempo con una colaboración entre administraciones ejemplar y “que nadie puede ni debe poner en duda ni enturbiar”.