La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha denunciado que la obesidad “es una pandemia” en el siglo XXI que afecta a “la sociedad moderna, avanzada y civilizada”. En Andalucía, ha explicado, la padecen el 16% de adultos y el 23% de la población menor, lo que supone que al menos uno de cada cuatro niños y niñas tiene en estos momentos sobrepeso, “lo que es malo para la salud y, sobre todo, en una etapa de desarrollo personal y vital”.

Frente a ello, Díaz ha subrayado la importancia del fomento de hábitos saludables en la infancia así como de la “educación, para que la alimentación y el ejercicio formen parte” de la vida diaria de la población. La presidenta ha participado en el colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Maestra Caridad Ruiz de la pedanía de La Algaida, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), en las actividades organizadas por la Ruta de la Fruta del Frutibús.

Este vehículo, equipado con material audiovisual para la realización de juegos y actividades didácticas, visitará este curso 194 centros de Andalucía para difundir entre unos 19.000 alumnos y alumnas los beneficios de una dieta equilibrada. Este proyecto de educación nutricional forma parte del Plan Escolar de Consumo de Frutas y Hortalizas en el que participan las consejerías de Educación, Salud y Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.



Díaz ha recordado que el Gobierno andaluz aprobó en enero el proyecto de Ley para la Promoción de una Vida Saludable y una Alimentación Equilibrada, que establecerá las bases de las políticas contra la obesidad en Andalucía. Es la primera vez que una comunidad autónoma regula con el máximo rango normativo la lucha contra la obesidad y los trastornos de la conducta alimentaria en general, con especial atención a la infancia como colectivo prioritario, además de las mujeres embarazadas, las personas mayores y los grupos de población socialmente más desfavorecidos.

El documento incluye “que haya al menos cinco horas a lo largo de la semana de ejercicio físico”, así como el fomento de las actividades extraescolares vinculadas al mismo desde los centros docentes. “Queremos que los andaluces gocen de buena salud, estén convencidos y concienciados de la dieta mediterránea, que es el equivalente a ayudar para tener un envejecimiento saludable y un desarrollo de nuestros niños correcto y adecuado y hacerlo desde los colegios”, ha asegurado la presidenta.

“La mejor herramienta que le podemos dar a nuestros niños para que se ganen el futuro que se trabajen y quieran es la educación; para que todos seamos iguales tenemos que ayudar a apostar y poner recursos” en ella, ha afirmado Díaz.

Compartir con: