Redacción | Puerto Real.- La primera fase de la semipeatonalización que va a emprenderse en el casco histórico comenzará el día 1 del próximo mes de abril. Así lo ha anunciado el teniente de alcalde de Urbanismo Iván Canca, que ha explicado las modificaciones que, a petición de la ciudadanía, ha experimentado este proyecto respecto al presentado a finales del pasado año.

Como ya se ha expresado en numerosas ocasiones, el gobierno municipal tiene el objetivo de descongestionar el centro histórico de la ciudad de vehículos para hacerlo más transitable y accesible y llegar al próximo año 2017 con la “tarea hecha”, ya que entrará en vigor una nueva normativa que impide el estacionamiento de vehículos en vías que no tengan una determinada anchura, como son las de nuestra localidad.


Tras las primeras sesiones de participación ciudadana, el gobierno municipal ha detectado que la principal preocupación de comerciantes y ciudadanía radica en los aparcamientos. Por ello la línea que se está aplicando es la creación previa de plazas muy cercanas para sustituir las que se van a  suprimir. Además, el ejecutivo local está dispuesto a abrir el debate sobre el aparcamiento regulado, una petición recurrente de buena parte de los comerciantes del centro.

El Área de Urbanismo y Movilidad se muestra satisfecha de la nueva cara de buena parte de la calle Amargura por ejemplo. En adelante en los tramos donde se ha suprimido el aparcamiento será más fácil el tránsito de personas con movilidad reducida. Iván Canca, responsable de esta área, considera que “plantear la defensa cerril de los aparcamiento en estas calles estrechas resulta retrógrado si atendemos a la legislación que va a aplicarse muy pronto y, además, discriminatorio para buena parte de la ciudadanía, ya que el espacio está casi copado por los coches dejando fuera de la calle a las personas más vulnerables.

Las modificaciones introducidas en este proyecto radican fundamentalmente en las calles en las que se va a impedir el aparcamiento y restringir el tránsito, que serán, a partir de la fecha mencionada, la calle Barragán de San Francisco a San Fernando, la calle San Fernando de Real a Teresa de Calcuta (ambos tramos no incluidos en la propuesta original) el tramo de San José que queda por peatonalizar (de San Fernando a Cruz Verde) y la calle Cruz Verde de Real a Teresa de Calcuta.

Los nuevos tramos incorporados resultan en parte de la solicitud de la comunidad educativa del colegio María Auxiliadora, que veían muy conflictiva la zona para la entrada y salida de los escolares, y que ahora podrán ver aumentada la seguridad de sus hijos. Para facilitar el traslado del alumnado, se está organizando un método de transporte colectivo, como el pedibús o alguna otra opción, que se abordará en una reunión con el AMPA del centro el próximo 29 de marzo.

Como ya se anunció en su día, el Ayuntamiento, a través de Seguridad Ciudadana, expedirá tarjetas de autorización para los residentes sin garaje o familiares de residentes que quieran acceder para recogida de personas o carga y descarga. Para ello las personas interesadas tendrán que presentar una solicitud, a partir del próximo martes, siéndole requerida la documentación que acredite cualquiera de las circunstancias, y que podrán consultarse en la web municipal. Los garajes, carga y descarga comercial, servicios públicos y taxis podrán acceder como hasta ahora.

Durante el resto del mes de marzo, está previsto que la Policía Local coloque la señalización reglamentaria para prohibir el estacionamiento y restringir la circulación, y además será la encargada, a partir del 1 de abril, de vigilar el cumplimiento de las normas establecidas según marca la ordenanza municipal vigente en materia de tráfico.

De todo ello será posible obtener información de primera mano, ya que el próximo jueves 17 de marzo se celebrará una asamblea o reunión abierta en la Casa de la Juventud a las 17:00 horas.

Compartir con: