La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha invertido 2,3 millones de euros, durante 2017 y 2018, en la adquisición de 31 nuevos vehículos destinados a la atención de emergencias sanitarias en la comunidad, lo que supone que el 83% de los equipos de emergencias sanitarias del 061 dispondrán de uvis renovadas. Tres de esos nuevos equipos ya están operativos en la provincia de Cádiz.

De las 31 nuevas uvis móviles adquiridas, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha incorporado ya un total de 16 a su flota de ambulancias y el resto estarán operativas en los primeros meses de 2019.  

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, ha presentado los nuevos vehículos en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Allí, Álvarez ha destacado que todas estas ambulancias cuentan con las últimas prestaciones tecnológicas, están adaptadas a las normativas europeas y siguen las recomendaciones comunitarias para incrementar la seguridad del paciente y de los profesionales sanitarios.

Los nuevos vehículos mejoran además el acceso al paciente desde todos los ángulos, al situar la camilla en su centro y redistribuir los equipos sanitarios necesarios para su atención.

Características de las nuevas uvis

En el diseño y características de las nuevas ambulancias han participado una comisión técnica de profesionales de EPES formada por médicos, enfermeros y técnicos de Emergencias Sanitarias que han hecho aportaciones basadas en la experiencia y nuevos desarrollos que han permitido obtener ambulancias que combinan seguridad, funcionalidad y confort de los pacientes y profesionales en los traslados.

Estos nuevos vehículos tienen una capacidad de aceleración que puede pasar de 0 a 80 Km a la hora en 35 segundos, importante en la respuesta ante situaciones de emergencias e incorporan un sistema de luces led integrado en el techo, preparado para adaptarse a las recomendaciones europeas que establecen el color azul como la luz prioritaria para todos los vehículos de emergencias.

Estos modelos de ambulancias son más eficientes gracias a su diseño aerodinámico con luces integradas y permiten un mayor respeto al medioambiente al estar fabricados con materiales ligeros de alta resistencia y reciclables. La nueva flota de uvis móviles dispone de un techo aerodinámico y cuenta con tecnología led para aumentar la visibilidad tanto en las zonas interiores de trabajo como en la zona exterior del vehículo, al tiempo que introduce soluciones que mejoran la climatización e insonorización en su interior, aumentando así la confortabilidad del paciente y el equipo asistencial. Todas estas medidas, reducen el consumo de combustible y por tanto las emisiones de C02 en el medio ambiente.

Con el fin de aumentar la seguridad de pacientes y profesionales, las unidades incorporan sistemas de ayuda a la conducción para detectar vehículos en los ángulos muertos. Además dispone de un sistema de control central que permite la gestión y supervisión de todo el equipamiento eléctrico del vehículo, para la detección diaria y corrección de incidencias.

El interior de la cabina asistencial está dispuesto de modo que todo el equipamiento sanitario esté guardado y anclado, incrementado la seguridad de los pacientes y los profesionales cuando el vehículo se encuentra en movimiento. Todo el mobiliario dispone de un sistema de cierre individual que evita su apertura accidental. Las ambulancias cumplen por tanto la norma UNE-EN 1789:2007+A2, garantizando así la seguridad en transportes de pacientes. El sistema de climatización está integrado siguiendo patrón funcional, es decir, el aire acondicionado está instalado en la parte superior del panel y distribuido a lo largo del techo. La calefacción está situada tocando el suelo, distribuido por la superficie. Tiene dispuesta la iluminación de forma indirecta con el propósito de evitar el estrés del paciente y aumentar la sensación de confort.

Estas ambulancias incorporan por primera vez un ampulario refrigerado que destaca por su capacidad para llevar unos 80 principios activos diferentes, que permite mantener la medicación a una temperatura a unos 20ºC de forma permanente, evitando con ello exponer la medicación a temperaturas extremas.

Otro elemento a destacar en estas nuevas ambulancias ha sido la incorporación de una nueva camilla para el transporte del paciente de fácil manejo y ligera, construida en su totalidad en aluminio tubular para disminuir su peso y con un marco reforzado que proporciona a su vez robustez y estabilidad. Dispone de hasta 7 posiciones intermedias de altura que facilita de forma excelente el acceso del paciente a la camilla y los movimientos de carga y traslado por parte de los profesionales. Incorpora sistemas de seguridad en las patas de la camilla y en la fijación de esta a la bancada que evitan caídas accidentales al mismo tiempo que ayuda a los movimientos de carga de los pacientes.

Estas unidades, destinadas a proporcionar soporte vital avanzado, están dotadas de un nuevo equipamiento médico, respiradores con nuevos modos ventilatorios invasivos y no invasivos, monitores desfibriladores con ayuda a reanimación cardiopulmonar y capnografía, así como analizadores sanguíneos portátiles, entre otros.

En su diseño externo, estas nuevas ambulancias siguen las recomendaciones europeas de usar el color amarillo RAL 1016 o `euro yelow´ para mejorar su visibilidad dado que las hace distinguibles en la mayoría de las condiciones lumínicas, siendo este color amarillo más efectivo bajo los diferentes tipos de iluminación de las calles. De esta forma, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias redefine la imagen exterior de las unidades del 061 e incorpora a lo largo de toda la carrocería un patrón que combina amarillo y verde denominado ‘battenburg’ que en condiciones nocturnas mejora la visibilidad al ser los colores que más reflejan la luz.

Dotadas de las últimas tecnologías de comunicación

Los nuevos vehículos disponen además de un nuevo sistema de información para mejorar la navegación integrada en el mismo salpicadero de la cabina de conducción. Al igual que las unidades actuales, disponen también de sistemas de comunicación on line que permite la transmisión de datos de forma automática a las salas de coordinación, tales como la hora de salida y llegada al lugar del suceso, así como la hora de llegada al hospital y el momento en que se encuentran disponibles los equipos para poder realizar otra asistencia.

Todas ellas disponen de tablet pc desde donde los equipos de emergencias pueden conocer los antecedentes e historial clínico del paciente de forma inmediata, incluso antes de llegar al lugar donde se ha producido el incidente. La asistencia que recibe las personas queda registrada en la Historia Clínica Digital en Movilidad (HCDM) con la finalidad de que todos los profesionales implicados conozcan el tratamiento puesto en marcha.  

Los profesionales sanitarios pueden recibir apoyo en tiempo real, del personal médico del Centro Coordinador de Emergencias, así como obtener toda la información reflejada en la aplicación HCDM, además de recomendaciones clínicas, información relevante para cada emergencia, guía de usuario para la toma de decisiones respecto al diagnóstico, medicación y posología.

A través de la HCDM comunica automáticamente si el paciente dispone de Registro de Voluntades Anticipadas, de esta manera el personal médico actuará según lo establecido por las personas usuarias y transmite a las urgencias de los centros hospitalarios la información antes de la llegada del equipo de emergencias.

Actividad asistencial

Los centros coordinadores de urgencias y emergencias de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía han gestionado durante el primer semestre de este año un total de 604.651 solicitudes de asistencia, lo que supone un 4,6% más que en el mismo periodo del año anterior, con una media de 3.322 peticiones de asistencia sanitaria diarias.

Los principales motivos por los que los andaluces han solicitado atención urgente han sido las alteraciones neurológicas de la conciencia y alteración de constantes vitales, como desvanecimientos o sospecha de accidente vascular (25,6%), seguidas por el dolor no traumático, como el abdominal, torácico o de espalda (15,9%); disnea o dificultad respiratoria (9,1%); traumatismos (8,2%), problemas psiquiátricos (6,2%), gastrointestinales (4,2%) y accidentes de tráfico (2,4%). El resto de asistencias corresponden a otros motivos, como hemorragias, alergias e intoxicaciones, entre otras.

Del total de peticiones recibidas en este periodo, un 64,4% corresponden a situaciones de emergencias (9,1%) o urgencias no demorables (55,3%), mientras que el resto son urgencias demorables y avisos domiciliarios. Para dar respuesta a estas solicitudes de atención sanitaria, se ha requerido la movilización de los equipos de emergencias sanitarias del 061 en 39.325 ocasiones (5,5%) para atender en su mayoría situaciones de emergencias in situ, Un 18% del conjunto de solicitudes recibidas fueron resueltas desde el propio centro coordinador sin necesidad de movilizar recursos del sistema sanitario público. Siendo atendidos 228.571 casos (el 46%) por el Servicio Andaluz de Salud, mediante los Servicios de Urgencias de Atención Primaria –SUAP- y profesionales de Atención Primaria.

Los 673 profesionales con los que cuenta el 061 en Andalucía, (260 personal médico, 212 personal de enfermería y 201 personal técnico de emergencias sanitarias), asistieron a 32.261 personas en este periodo, llegando al lugar de la asistencia en menos de 15 minutos en el 78,5% de los casos, con una satisfacción por encima del 9 sobre 10 de las personas atendidas, según los resultados de la encuesta que anualmente realiza la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, valorando especialmente el interés mostrado por su problema, la amabilidad durante la llamada y los consejos telefónicos recibidos.

Recursos  asistenciales  y humanos

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias es la encargada de la atención sanitaria in situ de las personas con urgencias médicas que comporten un riesgo grave para la vida o puedan producir secuelas graves y permanentes al individuo, cuyo diagnóstico o tratamiento requieran una asistencia inmediata y de alta complejidad. Este servicio incluye el traslado terrestre o aéreo al centro hospitalario de referencia si fuera necesario para continuar el tratamiento.

En la provincia de Cádiz, EPES dispone de un centro coordinador de urgencias y emergencias, y de cinco uvis móviles distribuidas en cinco bases asistenciales situadas en el hospital Universitario Puerta del Mar, en el centro de salud Barrio Alto de Sanlúcar de Barrameda y en el hospital Universitario de Jerez de la Frontera, en la capital y las dos restantes, ubicadas en el campo de  Gibraltar, una en cada uno de los hospitales: Punta de Europa y La Línea de la Concepción, respectivamente. El servicio de Cádiz cuenta además con dos vehículos de apoyo logístico para la intervención en emergencias colectivas, además de con una base para el equipo aéreo del helicóptero medicalizado de apoyo situado actualmente en el hospital de Jerez.