El que es uno de los lugares emblemáticos de Puerto Real, para sus vecinos y por consiguiente para los foráneos que quieren pasar sus ratos de ocio en la localidad, presenta un estado lamentable, en cuanto al mobiliario y pavimento urbano, se refiere.

La puntilla del muelle, desde el Club Náutico hasta la plataforma de la punta, presenta un grave peligro para los ciudadanos que transitan a pie por la zona. El pavimento levantado, con boquetes y cables fuera como se puede observar en las fotos, ha causado el malestar de algunos puertorrealeños que no entienden como no se da solución a este problema, ya que el mismo va a peor cada día. Es más aseguran que con las primeras lluvias, los boquetes existentes, aumentan de diámetro.


Así las cosas, esperan que tomen nota desde la delegación pertinente del Ayuntamiento de la ciudad, para que este problema se subsane lo antes posible, y no haya que lamentar males mayores.

Compartir con: