publicidad


El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, ha asegurado que ha imperado la labor de servicio público, con el aporte de información y la resolución de dudas de la ciudadanía y los colectivos en estos momentos especialmente complicados

Al cumplirse hoy dos meses desde la declaración del estado de alarma por la pandemia de la Covid-19, la Subdelegación del Gobierno de España en Cádiz, fiel a su mandato de servicio público y de atención a la sociedad en estos momentos difíciles, ha mantenido una fluida comunicación con los ciudadanos para dar respuesta a las centenares de consultas sobre dudas, que han ido variando según las novedades en la normativa relativa al cumplimiento de lo establecido en el Real Decreto.

Así, se han recibido más de 1.800 consultas planteadas por correo electrónico  y a través de redes sociales desde diversos colectivos sobre cuestiones y dudas relacionadas con la pandemia y la normativa asociada. Estas consultas proceden de colectivos y entidades muy diversas, como ayuntamientos, asociaciones, colegios profesionales, autónomos, empresarios, hosteleros, el sector de la construcción, estudiantes, propietarios de viviendas, o particulares, entre otros.

Las temáticas consultadas son muy variadas. Hay cuestiones sobre gestión de traslados y permisos de movilidad, que son las que mayor número acumulan, entre ellas de estudiantes universitarios o desplazamientos para cuidados de menores y dependientes, de regreso a la vivienda habitual, sobre mudanzas, para la atención de huertos de particulares o para el cuidado de animales.

Otras muchas tienen relación con la puesta en marcha de negocios y actividades económicas y comerciales, como obras, apertura de talleres mecánicos o la atención de los hosteleros a sus locales para hacer labores de mantenimiento. También se han registrado peticiones de información de trabajadores transfronterizos, procedentes del Campo de Gibraltar.

En cuanto a los ayuntamientos, la mayoría de las consultas han tenido relación directa con cuestiones sanitarias, como solicitud de equipos de protección (EPIs), realización de Test, y desinfecciones de los municipios.

A raíz de comenzar con las fases de la desescalada, las preguntas se han enfocado en el tipo de actividades que se pueden desarrollar, en qué momento y con qué condiciones. Por ejemplo, en lo referido a la práctica deportiva o a las franjas horarias determinadas en cada caso.

En la situación de emergencia sanitaria también se ha puesto de relieve el lado más solidario de la ciudadanía, tanto desde el tejido asociativo, que ha querido mantener su labor social adaptándose a la normativa, como de muchos particulares que han contactado con la Subdelegación del Gobierno para hacer donaciones de material. En este sentido, cabe destacar los correos electrónicos recibidos de muchos menores de la provincia poniendo a disposición sus gafas de buceo para la fabricación de pantallas de protección.

A las comunicaciones por medios telemáticos se unen las llamadas telefónicas registradas, que ascienden hasta 70 ó 100 diarias, con un aumento notable los días posteriores a la publicación de nueva normativa. 

La Oficina de Información de la Subdelegación ha acreditado la identidad para la obtención del certificado digital a 50 personas, indispensable durante la pandemia para la tramitación de documentación.

Desde la declaración del estado de alarma José Pacheco ha mantenido casi un centenar de reuniones mediante videoconferencia para la coordinación de las distintas subdelegaciones del Gobierno con la Delegación del Gobierno de Andalucía; de la Subdelegación con Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la provincia; así como reuniones de la Comisión de Coordinación Provincial CECOR y encuentros telemáticos diarios, incluyendo días festivos y fines de semana, con el equipo de resolución de consultas para conseguir que las respuestas no se demoraran más de 24 horas. Igualmente se han realizado reuniones de coordinación de diversas temáticas, como el fomento del empleo agrario, o el balance de las medidas puestas en marcha con los sindicatos.

Por otra parte, los trabajadores de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz,  desde las modalidades de trabajo impuestas por las recomendaciones de las autoridades Sanitarias de teletrabajo, trabajo a turnos y servicios mínimos esenciales, han continuado prestando servicio con un alto rendimiento.

José Pacheco ha destacado “el compromiso de la ciudadanía que, con cada consulta, tenía como objetivo cumplir con las normas para la contención del virus, así como de todos los empleados públicos de la Subdelegación, dada su vocación de servicio y muy sensibles con la situación de crisis. La prioridad es dar respuesta a las demandas que la sociedad requiere de la Administración del Estado, que ha estado y está a la altura de esta situación de emergencia nacional prestando ayuda, colaboración e información a todos cuantos se han dirigido a la misma”.