La terminal de autobuses de Cádiz ha pasado a formar parte de la red europea de estaciones sostenibles. Se trata de un proyecto comunitario que reconoce las buenas prácticas medioambientales que lleva a cabo Socibus en la gestión del edificio. El programa Interreg Sudoe Stop CO2 recoge una veintena de infraestructuras europeas que cumplen con unos los estándares medioambientales. En Andalucía, la de Cádiz es la mejor valorada por delante de la de estación sevillana de Plaza de Armas.

El Consorcio Metropolitano de Transportes de la Bahía de Cádiz adjudicó a la empresa Socibus la gestión de la infraestructura desde que se inaugurara el año pasado. Tanto la concesionaria como el propio Consorcio han prestado especial interés en implementar una política de consumo energético más innovadora y sostenible que han llevado a la terminal a obtener una de las máximas puntuaciones de la red. Los técnicos europeos han otorgado cuatro estrellas a la infraestructura por su compromiso con el medio ambiente.

El proyecto europeo Sudoe Stop CO2 está encabezado por la Universidad de Oporto, la Universidad de La Rochelle, las agencias para la Energía y el Clima de Portugal y Burdeos, y el Centro Tecnológico de la Energía de la Región de Murcia. Los socios pretenden frenar las grandes cantidades de energía y la emisión excesiva de gases de efecto invernadero que repercuten en la calidad de vida de los ciudadanos y en la imagen de las ciudades.

Socibus no cesa en la búsqueda de alternativas que mejoren la eficiencia de las estaciones que gestiona. La empresa tiene entre sus líneas de acción la bajada de la factura energética y la reducción del impacto ambiental. Cádiz no es única estación que acredita calidad en la gestión medioambiental; la estación de Andújar, también gestionada por Socibus, obtuvo la semana pasada la certificación ISO 14001 en materia de sostenibilidad.

Compartir con: