Uno de los monumentos más emblematicos de la capital parisina, se encuentra apagado en su totalidad, como señal de duelo por los atentados perpetrados en el día de ayer.

Ha sido la propia alcaldesa de París, Anne Hidalgo, la que ha dado orden para que desde esta misma mañana la luz de la torre permanezca apagada.


Compartir con: