La empresa municipal Aguas de Cádiz ha informado de que las analíticas realizadas en el barrio de Loreto ante la presencia de mal olor en el agua del grifo del número 2 de la calle Infante de Orleans, han dado negativo en presencia de bacterias coliformes y confirman que es “perfectamente apta para el consumo”.

Según ha explicado la empresa municipal, la presencia de agentes contaminantes en este edificio obligó a Aguas de Cádiz a cortar este jueves, 9 de agosto, el suministro de las viviendas de este bloque tras los resultados de las muestras tomadas tanto en el domicilio del vecino que alertó del problema como en el propio depósito de la finca.

Aunque todo apuntaba a que se trataba de un caso aislado, Aguas de Cádiz tomó las precauciones necesarias y realizó muestras de cuatro puntos de la red de abastecimiento de agua del sector de Loreto, cuyos resultados se han conocido en la mañana de este viernes y que confirman que “no hay presencia de E.coli en el suministro de agua potable del barrio”.

Así, se ha confirmado que el problema detectado se debe a una “conservación deficiente del depósito interior”. En este sentido, Aguas de Cádiz ha recordado a las comunidades de propietarios de edificios con depósitos o aljibes que “están obligados a mantener, limpiar y desinfectar periódicamente las instalaciones de distribución de agua potable”, tal y como recoge el Real Decreto 865/2003 de 4 de julio por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis y el Real Decreto 140/2003 de 7 de febrero por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano. Aguas de Cádiz se pone a disposición de las comunidades de vecinos para cualquier asesoramiento al respecto.

Ante la “cierta alarma” generada este jueves en el barrio, el presidente de Aguas de Cádiz, Álvaro de la Fuente, ha querido tranquilizar al vecindario y se ha comprometido a “mantener puntualmente informada a la población ante cualquier circunstancia que pudiese afectar a la calidad del agua de la red pública”.

Compartir con: