Un portavoz de las Brigadas de Mantenimiento de las carreteras de la red provincial indica gráficamente que “llueve sobre mojado”. Las lluvias durante este fin de semana han sido torrenciales, sobre todo desde la madrugada del domingo, y han terminado por provocar cortes de tráfico en 17 vías. Es un dato cambiante. El viernes sólo cuatro carreteras administradas por Diputación estaban clausuradas al tráfico. Cuando las aguas de ríos, arroyos y escorrentías se retiran el personal de Diputación se afana en despejar el lodo de las calzadas. Su trabajo, mientras las inundaciones persisten, se centra en indicar mediante señalizaciones los tramos cerrados al tráfico y procurar que ninguna población quede aislada, según ha explicado la responsable del área de Desarrollo, Innovación y Cooperación Local de Diputación, Encarnación Niño.


Por comarcas la situación es la siguiente:

Sierra de Cádiz

Se ha cortado el tráfico, por inundaciones, en las siguientes carreteras: CA-5101 Arcos-Granadilla en el tramo 2´9 y 3´1; CA-6105 de Alberite, en Villamartín, en sus 15 kilómetros de trazado; el punto kilométrico 14 de la CA-9104 de Grazalema-Zahara de la Sierra, donde se ha agravado el deslizamiento registrado días atrás; CA-9120 que enlaza Setenil y Torre Alháquime en sus 8 kilómetros de longitud; CA-9101, de Olvera-Coripe, entre los kilómetros cero y once.

El personal de Diputación ha colaborado con personal del Ayuntamiento de Torre Alháquime para evitar que la localidad quede incomunicada. Se mantiene operativo el enlace con Olvera y se está utilizando maquinaria para dejar la carretera CA-9120 en las mejores condiciones, considerando que es la comunicación más frecuentada para los traslados hacia al hospital de Ronda. Las incidencias en el núcleo urbano son numerosas, sobre todo en las inmediaciones del colegio.

Las brigadas de Diputación también han retirado barro en la carretera de Lora de acceso a Alcalá del Valle, la CA-9107. En estos momentos se puede transitar por dicha vía con precaución, según confirma el mapa de tráfico de la DGT.

Campo de Gibraltar

Jimena es el municipio más afectado. Se ha producido un desprendimiento de ladera en la CA-8201, Jimena-Puerto Galis, por lo que se ha clausurado el tráfico en los primeros 5 kilómetros de esta vía. El personal de Diputación verificará mañana lunes la magnitud de estos daños y las posibles soluciones para reparar esta infraestructura. También se ha cortado el acceso a la barriada de Los Ángeles (CA-9200), por inundación en la calzada, además del punto kilométrico 7 de la CA-8200 que enlaza las poblaciones de San Pablo de Buceite y San Martín del Tesorillo. Las aguas de los cauces cercanos se han desbordado y ocupan la plataforma viaria de la CA-8200; se estima que no se recobrará la normalidad en, al menos, tres días.

El personal de Diputación también ha señalizado los tramos intransitables en la CA-9208 de El Cobre, en la CA-9208 entre Algeciras y Los Barrios, así como en la CA-9210 de Santuario, en Tarifa.

Jerez

En el término de Jerez los problemas de inundaciones de calzada se han registrado en la CA-3113, de Puerto Real y La Ina 1, donde quedó clausurado el tramo entre los kilómetros 13´5 y 17´5; en la CA-6108 entre Algar y Puerto Galis, concretamente en el kilómetro 8 donde se localiza un paso provisional, así como en la CA-4107 que enlaza Torrecera-Paterna. También se produjeron cortes en la CA-3102 de Macharnudo y en la CA-3103 de Morabita.

Janda

En la Janda el municipio con más incidencias es Paterna. A este municipio le afecta la inundación registrada en la CA-4107 (ya citada en el término de Jerez), así como la comunicación con Alcalá de los Gazules a través de la CA-6200. En esta última vía desbordó el arroyo del Álamo la noche del sábado por lo que el personal de Diputación se ha empleado a fondo el domingo para retirar lodo y proceder a su apertura.

Compartir con: