El Ayuntamiento ha firmado este viernes el contrato de obras del proyecto de rehabilitación del antiguo Palacio de Justicia de la plaza de San José para acoger la Escuela Permanente de Adultos ‘María Zambrano’, un proyecto en el que el equipo de gobierno viene trabajando desde el primer día cuyos trabajos podrán iniciarse en las próximas semanas.

Será la empresa Construcciones y promociones A. Ramos S.L. la encargada de hacer realidad este proyecto municipal que cuenta con un presupuesto de adjudicación que supera los 669.500 euros IVA incluido, y cuyo proyecto consiguió la máxima puntuación en las votaciones ciudadanas en los presupuestos participativos. Se trata de una de las inversiones más importantes planteadas por el Gobierno local, con una partida específica en los presupuestos municipales que contó con el apoyo del grupo municipal Ciudadanos.



Tal y como asegura la alcaldesa, las obras eran “muy esperadas” por la comunidad educativa para poder incrementar sus programas educativos, en un centro avanzando dentro de las escuelas de adultos reuniendo las mejores condiciones formativas. Por eso, y aunque no era de obligado cumplimiento para adecuarse a la actual normativa, el equipo de gobierno decidió incluir en el proyecto de rehabilitación la climatización del edificio del futuro Ceper ‘María Zambrano’.

“Por tanto -incide- cumplimos una reivindicación histórica de alumnado y profesorado, al unir en un mismo edificio las clases que hasta ahora se impartían en dos zonas alejadas de la ciudad en el centro, con una magnifica plaza que le da prestancia y además se convierte en un magnifico lugar para acoger actividades al aire libre y compartidas con la ciudadanía. La ubicación de un edificio con tanta actividad en este enclave y con tanta afluencia de usuarios y usuarias contribuye también a la dinamización y a la generación de actividad económica y empleo”.

Cabe recordar, en este sentido, que fue en 1990 cuando se inauguró la primera sede propia en la calle San Bruno para dar respuesta a las necesidades formativas de la población adulta en lo que se refiere a Alfabetización y también en la obtención de titulaciones de EstudiosPrimarios (antiguo Graduado Escolar). Siete años después, harían uso
de un segundo edificio en la ‘Casa Colorá’, dividiendo a profesores y a los casi 1.400 alumnos y alumnas en dos zonas separadas de la ciudad.

Profunda rehabilitación interior, conservando el espíritu exterior de los 70

El proyecto de rehabilitación de la antigua sede de los Juzgados de San Fernando para Escuela de Adultos, parte de la premisa de ordenar los nuevos usos docentes, recogidos en el programa, en torno a un patio de nueva creación de proporciones cuadradas, que se erigirá en el verdadero elemento vertebrador de la propuesta. Éste integrará en su traza el desarrollo de la escalera principal, dotando al conjunto de la planta de un nuevo orden espacial, potenciado por la introducción en el interior de la luz natural filtrada cenitalmente a través de un gran lucernario situado en la cubierta.

El recurso al patio, elemento procedente de la más genuina tradición arquitectónica andaluza, además de integrar la actuación en el tejido urbano, contribuye a hermanar la actuación a otros ejemplos notables de tipologías de edificios públicos de la ciudad histórica.

Con esta sencilla operación, además de lograr una mayor generosidad en cuanto a la dotación de espacios comunes, vestíbulos y galerías de distribución, confiere al mismo una mayor racionalidad y orden a la planta “muy desdibujada en su anterior conformación”, distribuyendo a su alrededor las distintas funciones del programa docente: aulas, despachos y salas de reuniones que irán ocupando las tres crujías exteriores, “aprovechando de esta manera las mejores condiciones de iluminación y ventilación”. Junto a la medianera, se situarán el resto de las dependencias auxiliares, aseos,limpieza y archivos, ascensor y escalera de servicio, impuesta ésta última por la normativa contra-incendios.

Desde un punto de vista de imagen exterior, el proyecto apuesta por recuperar, restaurándola, el espíritu original de la fachada de estilo Internacional y ecos americanos, tan característica de los años setenta, cuya verticalidad se entiende “más que acertada” en lo que su integración en la atmósfera neoclásica de la ciudad respecta.

Además, se eliminarán las barreras arquitectónicas que presentaba un edificio de esta antigüedad, añadiendo una rampa de acceso y suprimiendo la actual escalera principal y el ascensor para configurar “unos espacios de circulación que tendrán los anchos adecuados para que todos y todas puedan acceder y hacer uso de este espacio en condiciones de igualdad; contando además con iluminación natural y con aulas que tendrán ventanas directas a calle y plaza, entre otras actuaciones”.

El nuevo edificio rehabilitado contará con aulas de Informática, Confección, Cocina, Multiusos, Sala Polivalente para la celebración de actos y actividades formativas, una zona para Administración y también espacios configurados para punto de encuentro y trabajo entre el profesorado y el alumnado. Además, se adecuará también un espacio para la Asociación de Alumnos ‘Marzam’, “cumpliendo con ello todas las necesidades que se nos ha ido trasladando desde el colectivo”.

Compartir con: