Redacción | San Fernando.- La circulación por las calles del entorno del edificio consistorial se verá modificada con motivo del inminente inicio de las obras de rehabilitación del Ayuntamiento, unos trabajos que está llevando a cabo el Servicio Municipal de Tráfico en coordinación con el Área de Desarrollo Urbano.

La calle Isaac Peral mantendrá la circulación hasta la confluencia con Calderón de la Barca aunque no se podrá aparcar en toda la vía, ya que como ha explicado la concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, esta calle será utilizada por los camiones y otros vehículos que necesiten acceder a la obra. Los conductores, por tanto, podrán circular por Isaac Peral hasta el cruce con Calderón de la Barca donde deberán girar a la izquierda, dirigirse a Saturnino Montojo y de nuevo por General Valdés a Isaac Peral, a la altura de la plaza del Rey.

El tramo de la calle Isaac Peral comprendido entre Calderón de la Barca y General Valdés será vallado si bien se dejará un pasillo para que puedan pasar los peatones. Este tramo de calle vallado será además utilizado para el acopio de los materiales de obra. También se colocarán vallas en la calle General Valdés (trasera del edificio del Ayuntamiento), Hermanos Laulhé y en la plaza del Rey (fachada principal del Ayuntamiento)

Estos cambios en el tráfico de la zona, que permanecerán durante todo el tiempo que dure la rehabilitación del Ayuntamiento, han sido consensuados con la dirección facultativa de las obras que ha informado favorablemente desde el punto de vista técnico, así como con los técnicos municipales. Esta solución es similar a la que se adoptó en el año 2007 cuando se llevaron a cabo las obras de emergencia, salvo en lo relativo a la eliminación de aparcamientos de la calle Isaac Peral, lo que se motiva por la necesidad del paso de vehículos pesados por la misma.

El Gobierno local espera que esta medida perjudique lo menos posible tanto a peatones, conductores, propietarios de establecimientos y vecinos de la zona, y a la ciudadanía en general. “Es una obra de una gran envergadura, que tiene un plazo de ejecución amplio y hemos buscado las soluciones que menos molestias y problemas ocasionen a la ciudadanía”, declaró la concejala de Desarrollo Urbano.

Compartir con: